Unos versos para una peque, o para cualquier ‘peque’

hex0Nuestros ‘peques’ son lo más importante de nuestra vida, al menos para mi (nosotros). Es cierto que cambian nuestra vida, para siempre cuando llegan, por eso debe ser una decisión libre y meditada, para ser felices. En estos días en los que todos en casa estamos de vacaciones tienes (tenemos) más tiempo para observar, mirar, pensar…; y dándole vueltas a todo ello me he dado cuenta de la cantidad de cosas que le gusta hacer a ‘mi peque’; y las que no le gustan, que son unas pocas :)

Con todo ello…, bueno, con parte de las cosas que le gustan y sabiendo que se han quedado muchas ‘en el tintero’, he pintado estos versos. Quizá con su lectura (o al escucharlos) decidáis ‘observar, mirar, pensar…’ en todo aquello que les gusta (o no) a vuestros peques para compartir más tiempo con ellos, si es posible, especialmente en las que les gustan, e intentar hacer menos ‘duras’ aquellas que deben hacer, aunque no les gusten.

Continuar leyendo

Unos versos desde el mar para este domingo de agosto

hex0La luna estas noches está inmensa, al menos por estos lares, a orillas del Mediterráneo. Da igual el lugar; no es importante, pero sí el reflejo que hace sobre las aguas de un mar, ahora en calma, y que pinta de luz la oscuridad de unas aguas que reflejan la noche frente a un cielo preñado de estrellas, donde solo se escucha el rumor del mar. Cuánto silencio, ahora… ¿Y antes? ¿Y lejos de esta orilla?

Pensando en esa luna, en esas estrellas, en ese mar, en esta playa…; he recordado la impotencia que siento. Miro la misma luna que pudieran estar mirando familias que huyen del horror y de la guerra; de la miseria y del hambre; de persecuciones y muerte… Y nadie hace nada por evitarlo. Héroes anónimos que se juegan su vida para intentar salvar Vidas de desconocidos. Y los de siempre como si nada. El Mundo gritando, y ellos, como si nada.

Continuar leyendo

Estos versos para el último domingo de julio

hex0Hace unos días mi padre nos regaló unos versos de ‘nuestro romancero’, que trajo a mi memoria algunos recuerdos. Ya tiene 84 años y cuando nos recita algunos diálogos, algunos versos, algunas escenas, de muchas de las obras que han formado nuestro repertorio, siento cómo mi memoria vuela hacia lugares antes visitados. Él recuerda, y nosotros disfrutamos con ello, ante una memoria que poco a poco se despide.

He querido dibujar unos versos en los que un hijo se despide de su madre, para encontrar su razón y su existencia, como muchos hijos nos despedimos de nuestras madres en algún momento. Ellas siempre con el miedo en el cuerpo preguntándose qué será de ‘su niño’, mientras lo crían entre su brazos, después de haber compartido la vida. Se harán hombres (nos hicimos hombres), pero siempre pensamos en ellas, aunque hayan partido.

Continuar leyendo

Unos versos para unos besos en este domingo de julio

hex0Hay una canción cuya letra me encanta, quizá la conozcáis: ‘Nada sabe tan dulce como tu boca…’. Tan solo he escrito el primer verso. Si la conocéis quizá os apetezca recordarla, y si no la conocéis, quizá queráis escucharla. En cualquier caso, he pensado en ese instante infinitamente eterno que transcurre desde que termina un beso apasionado y regresan esos labios para encontrarse de nuevo. ¿Instante pequeño? A mi se me antoja eterno. 😉

Pues bien, recordando ese instante maravilloso he dibujado estos versos que ahora comparto con vosotr@s. Para mi el beso es muy importante. Pero no me refiero al beso entre amig@s o conocid@s, con los hijos o hijas, con hermanos y hermanas, padres…, que no dejan de ser importantes (creo; dependería de los casos, claro). Me refiero a cuando unos labios encuentran ‘su par’, y dos bocas deciden fundirse como si fueran una sola y sus lenguas encuentran el refugio que tanto tiempo andaban buscando.

Continuar leyendo

Unos versos para los recuerdos de una mirada en este domingo de julio

hex0Algunas veces cuando viajo en autobús por mi ciudad, o en cualquier otro medio de transporte público, observo muchas mujeres de otros países, de todas las latitudes, que van a sus trabajos. En la mayoría de las ocasiones observo en su mirar cierta tristeza. Muchas de ellas no tienen a sus hijos o hijas aquí. Siguen en sus países con abuelos o familiares y en el mejor de los casos pueden encontrarse un par de veces al año. También hay mujeres españolas que viven lejos de sus hijas o hijos, por la circunstancia que sea.

Pensando en todas y cada una de ellas, de aquí o de allá, he querido escribir estos versos. En mi entorno conozco varios de estos casos e imagino su sufrimiento. Soy capaz de asegurar que, en ocasiones, esa ausencia proporciona un dolor físico imposible de paliar con un analgésico, pues este dolor nace en el alma y tan solo se cura con el encuentro (o el reencuentro).

Continuar leyendo

Uns versos que preguntan al viento en este domingo de julio

hex0¿Te has fijado? No sé si solo me pasa a mi, o son imaginaciones mías. Tengo 57 años, no es ningún secreto, pero cuando miro la televisión, leo las noticias, escucho la radio, buceo en Internet…, sigo viendo a muchas y muchos políticos, que ‘salieron a la luz’ en mi juventud. Muchos y muchas de ellas siguen en la política después de muchos años; otros y otras en cargos ‘de responsabilidad’ en grandes empresas; otras y otros llenándose los bolsillos con indecencia y el beneplácito de ‘vecinos’.

Esta ‘gente’ a la que me refiero, ¿ha hecho algo más que estar viviendo del dinero que pago (pagamos algunos/as) de mis (nuestros) impuestos, aunque sean unos verdaderos incompetentes? Si en un trabajo gastas más de lo que debes, no te cuadran las cuentas, metes la mano en la caja, no haces bien tu trabajo…; no hay excusas: Te mandan a la puta calle. Sin más. ¿Y ‘esta gente’? Viven en su caverna donde se consideran ‘seres’ con todos los privilegios, incluso aquel de tomar decisiones que determinarán nuestra vida.

Continuar leyendo

Unos versos para un primer domingo de julio

hex0Esta semana he asistido a la celebración de la entrega de un premio literario, era su XII Edición, y un gran número de invitados empezaban a llenar el lugar donde se celebraba este evento. Premiados, finalistas, invitados, patrocinadores, familiares, amigos…, todo era alegría ante un momento tan importante para el escritor o escritora que se aventura a presentarse a un premio literario y se alza con un reconocimiento.

Tuve oportunidad de saludar a muchas amigas y amigos. Antes de empezar el acto se me acercó una buena amiga, me saludó y le felicité, pues era una de las escritoras que había resultado galardonada. Me miró y me dijo, tengo cáncer, los médicos me han dicho que tengo cáncer y la semana que viene empiezo ‘la quimio’. Me quedé sin palabras. No sabía qué hacer; no sabía qué decir. Los dos nos quedamos mirándonos.

Continuar leyendo

Versos para un domingo en el que habla el viento, y los recuerdos

hex0Cada cierto tiempo escuchamos noticias sobre el ‘cambio climático’. Que si es verdad; que si es mentira; que si son intereses de empresas; que si son intereses de países… Yo no soy ningún experto en esta materia (ni en muchas otras que tanta gente opina dictando sentencias ‘como si supieran’), pero observo. Y observo la sequía que agrieta tierras antes fértiles. Glaciares derritiéndose. Fenómenos atmosféricos más frecuentes arrasando pueblos y ciudades…

Pensando en ello, y en el abandono de pueblos en nuestro país, en los que la vida latía junto al latir de la tierra, y en los que los ciclos vitales de sus habitantes iban de la mano de los ciclos vitales de la Naturaleza, he decidido escribir estos versos que ahora comparto. Puede ser cualquier persona, él o ella, la que presta su voz. Puede ser cualquier lugar, próximo o lejano, conocido o desconocido, que preste sus caminos, valles y tierras a este poema.

Continuar leyendo

Versos para un domingo cualquiera de una vida cualquiera

hex0Nadie, que yo recuerde, te pregunta en qué momento quieres nacer; o en qué lugar quieres nacer; o en qué familia quieres nacer. No recuerdo que me lo preguntaran. Es más, no recuerdo ni tan siquiera dónde estaba. Si era feliz; si quería irme de aquel lugar; si me gustaba aquel entorno; si eran amables y cariñosos aquellos (o aquello) junto a los que estaba. Nadie cuenta contigo para algo tan trascendental como es el hecho de nacer. ¿Cuentan contigo para algo tan trascendental como es el hecho de morir?

Y no es que hoy me haya levantado con este dilema, llevo varios días con esta idea rondándome la cabeza. Una idea que hace que detenga mi rutina y me pare a pensar y me pregunte, qué he hecho hasta ahora; qué voy a hacer a partir de ahora. No pretendo amargar ningún domingo a nadie, pero creo que pararse y pensar, de vez en cuando, ayuda. Escapar de esa rutina que nos consume y dedicarnos un tiempo a nosotros mismos.

Continuar leyendo

Unos versos de antaño para cualquier domingo de junio

hex0Estas últimas semanas he leído algunos libros que se recreaban en ambientes de finales del siglo XIX en Madrid. Si bien nada tenían que ver con lo que recojo en mis versos de este domingo, sí me han servido para recordar días de verbena en los barrios de la capital, donde la música de los organillos inundaban calles, callejuelas y plazas.

Los protagonistas podrían llamarse Julián, Pedro, Manuel, Antonio, Lorenzo, Susana, Petra, Remedios o Paloma. Qué más da. Sin embargo he querido dar voz a un personaje enamorado de una chiquilla, enamorada también ella de ese mozo con el que paseaba las tardes de verbena.

Continuar leyendo