Unos versos para un primer domingo de julio

hex0Esta semana he asistido a la celebración de la entrega de un premio literario, era su XII Edición, y un gran número de invitados empezaban a llenar el lugar donde se celebraba este evento. Premiados, finalistas, invitados, patrocinadores, familiares, amigos…, todo era alegría ante un momento tan importante para el escritor o escritora que se aventura a presentarse a un premio literario y se alza con un reconocimiento.

Tuve oportunidad de saludar a muchas amigas y amigos. Antes de empezar el acto se me acercó una buena amiga, me saludó y le felicité, pues era una de las escritoras que había resultado galardonada. Me miró y me dijo, tengo cáncer, los médicos me han dicho que tengo cáncer y la semana que viene empiezo ‘la quimio’. Me quedé sin palabras. No sabía qué hacer; no sabía qué decir. Los dos nos quedamos mirándonos.

Continuar leyendo