Unos versos para un soleado domingo de invierno

hex0Agradezco el amanecer que me despierta cada mañana; el sol; el viento; la lluvia; la Naturaleza que me hace sentir vivo. Si bien, muchas veces pienso en aquellas familias que han tenido que abandonar su hogar y que esa misma Naturaleza, inocente ante los hechos, les conduce hacia la muerte. No puedo evitar que se me “anude” la garganta.

Para impedir su acceso hemos creado “nuevas fronteras”, que les impidan llegar hasta nosotros y “amenazar” nuestro “estado del bienestar”.  Gastamos más dinero en impedir su entrada, que en arreglar los conflictos que el mismo hombre ha creado por su egoismo y por su sinrazón. Me avergüenzo de mis semejantes. De aquellos que anteponen sus intereses a los intereses del resto; ‘…qué delito cometí contra vosotros naciendo. Aunque si nací, ya entiendo qué delito he cometido…’ (dijo el poeta).

En estos versos, que ahora comparto, el hombre al que me refiero es el “ser humano” (por calificarlo de algún modo, pues encuentro poca humanidad en sus actos). No hago distingos entre hombre o mujer, pues ‘…tanto monta, monta tanto…’, cuando las consecuencias de sus decisiones conducen a sus semejantes a la deseperación o la desesperanza. No pienso callar mi voz. No debo callar mi voz. No quiero callar mi voz.

Si te apetece puedes escuchar estos versos.

.

Te saludo mañana

por haber despertado mi día

te saludo sol

por haber realizado mi sueño

te saludo viento

por haber calmado tu fuerza

acercándome tu brisa

en este domingo de invierno

hasta alcanzar mi ventana entreabierta

y acariciar suave mi rostro.

 

Ayer las noticias hablaron de mañanas frías

ayer las noticias hablaron de nubes grises

ayer las noticias hablaron de fuertes vientos

sobre el mar Mediterráneo

con olas de más de nueve metros

¿Quién se arriesga a hacerse a la mar?

¿Qué desesperación acompaña su suerte

cuando la muerte llama a su puerta?

¿Qué desesperanza empuja a un viaje incierto

cuando el destino que les espera decidió cerrar sus fronteras?

 

Entorno ahora mis ojos

y mientras siento la tristeza

ahogando mi garganta

mis manos libres

deciden cerrar mi ventana

no quiero sentirte viento

no quiero sentirte sol

no quiero sentirte mañana.

 

Yo debo calentar la tierra

me respondió altivo el sol

yo debo amanecer cada día

latió la mañana de nuevo

yo debo alzar las olas del mar

me susurra firme el viento

pregúntale a los hombres

por sus hermanos

y no reniegues del sol

pregúntale a los hombres

por su materialismo

y no reniegues de las mañanas

pregúntale a los hombres

por sus mentiras

y no reniegues de mi

ni de la mar brava.

 

No culpes al precipicio de su existencia

pregúntate quién te llevó hasta él

pregúntate si fue con engaños y con palabras vacías

pregúntate si fue con falsas promesas

pregúntate si fue el egoísmo de tus semejantes

es el hombre el que empuja al hombre

hasta la desesperación

es el hombre el que empuja al hombre

hasta hacerle caer

es el hombre el que empuja al hombre

hasta la muerte.

 

Da igual la edad

da igual el color de su piel

da igual su religión

da igual su sexo

el hombre aniquilará al hombre

hasta su extinción.

.

:(

.

2 Comments:

  1. mercedes perez carpeño

    Parece que solo vemos la desgracia de muchas personas los que no podemos hacer nada mas que hablar y sentir lastima por los que no tienen un techo o para comer o mueren en los mares buscando una vida.
    Los que si pueden poner remedios se hacen los sordos y los ciegos , eso si pidiendo al ciudadano de la calle ayuda con donativos o alimentos.
    Y realmente todo eso es una cortina para no ver la realidad y decir que todo va mejor, si va mejor para todos ellos.
    Pero yo no quiero sentirme culpable, que es lo que intentan, que segun estamos comiendonos un plato de comida nos de pena de los que no tienen ese plato, mientras ellos todos los dias de grandes comidas en esas reunionen que montan para negociar no se que, porque sere yo pero no veo resultados.

    • No debes, no debemos, sentirnos culpables. Hacemos lo que podemos denunciando, no callando, utilizando la palabra y NO guardando silencio. Son ellos los que deberían hacer. Mucha reunión, para nada. Mucho pacto, para nada. Solo mentiras. Todo mentiras para situarse en el ‘machito’. Han hecho de la política ‘una carrera’. NO es una carrera, es un servicio. Si no valen que se vayan. No queremos ineptos. Yo tampoco veo resultados, mi querida Amiga, pero no perdamos la esperanza. Somos más; y mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *