Versos lanzados al mar en este último domingo de enero

hex0Hace muchas noches, demasiadas, que no consigo conciliar el sueño. He dado vueltas y más vueltas intentado averiguar la razón de mi insomnio, y al final, creo haberlo encontrado. Por un lado me alegra haberlo descubierto, pues ha terminado mi búsqueda. Por otro, sé que nunca me curaré de este mal que me acompaña desde hace tiempo.

Cuando cierro mis ojos veo las imágenes de cientos de familias, con sus pequeños, pidiendo ayuda desde ‘barcas de juguete’ que utilizan para huir de la muerte, y cómo muchos de ellos desaparecen de la superficie de las aguas topándose de frente con ella. Mafias y gentes sin escrúpulos les engañan, mientras gobiernos poderosos miran para otro lado. Siento cómo se me anuda la voz, y se me turba la miraba.

Continuar leyendo

Este domingo unos versos sencillos, frente a un problema creciente

hex0No sé si padres, madres, educadoras, educadores, políticos de todo signo y la sociedad en general es (somos) consciente, del problema del acoso en los Centros Escolares. No es una cuestión menor. NUNCA es una cuestión menor y, quizá, ese pueda ser uno de los problemas (no el único y tal vez no el principal) de conducirnos donde estamos ahora. No es un problema baladí y debe abordarse con rotundidad desde todos los ámbitos.

Cuando en el cole a uno de nuestros ‘pequeños’ le tiran el estuche una vez (por ejemplo), es un descuido o una broma. Cuando se hace una segunda vez, puede ser otra gracieta…; pero cuando eso se continúa en el tiempo, un día tras otro, NO es gracioso para quien lo sufre. Si le quitan el bocadillo un día puede ser un juego (que no entiendo). Cuando le quitan el bocadillo todos los días, NO es ninguna broma.

Continuar leyendo

Unos versos de amor y deseo; deseo y amor, para este domingo de enero

hex0Estoy enamorado. Los amigos y amigas que me conocen lo saben. No es algo que se deba ocultar, todo lo contrario, quiero que se sepa y, sobre todo que lo sepa la persona destinataria de ese amor (sé que lo sabe) 😉 Esta semana he leído una novela en la que arranca con una frase del Premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre: ‘La memoria de un hombre está en sus besos’. Su autor, Emilio Calderón; su título, Círculos (recomendación en “Rincón Literario” de esta semana).

Por cierto, Calderón ha resultado ganador del II Premio Stella Maris de Biografías y Memorias, con una biografía completa de Aleixandre. Excelente excusa para reivindicar la figura del poeta. También recuerdo algunas canciones que hablan de ‘…dónde van los besos que no damos…’. Algunos poemas que nos hablan ‘…de lo que dejamos de hacer…’; o de ‘…dónde va el tiempo que perdemos…’.

Continuar leyendo

Unos versos para prestar mi voz contra el asesinato de mujeres ¡¡¡BASTA YA!!!

hex0Ya está bien ¿Hasta cuándo? ¿Violencia de ‘género’? NO. Es asesinato de mujeres a manos de cobardes contra los que no se actúa con la contundencia que se debiera. Ellos son los que deberían dejar la casa, el trabajo, la ciudad o el pueblo; ellos los que deberían ser vigilados, controlados, seguidos, señalados… Y, sin embargo, son ellas las que deben vivir con miedo y desarraigadas de su entorno.

Quizá se debería abordar desde un punto diferente al que ahora se hace por l@s que mandan, y en lugar de eso, recortamos partidas económicas. NO. Más dinero; más preparación de jueces y juezas; más preparación y dotación de efectivos policiales; nuevas medidas si no sirven las que se aplican… ¿No cobran por hacer y por pensar?, pues que lo hagan de una puñetera vez, y dejen de ‘marear la perdiz’.

Continuar leyendo

Unos versos para un año con trescientos sesenta y seis días

hex0Este año que comienza nos ‘regala’ un día más. Quizá ‘ese día’ sea en el que se pueda cumplir alguno de nuestros sueños. ¿Por qué no? Sin embargo el año pasado nos dicen que la palabra ‘elegida’ como la más importante ha sido “refugiado”. Cuán fácil pronunciarla, por los y las que deciden. Cuán difícil llevarla a cabo, según los y las que deciden.

Un nuevo año que nos regala nuevas oportunidades, a todos y todas. No puedo dejar de pensar en ‘los olvidados’; en ‘los desfavorecidos’; en ‘los sin hogar’; en ‘los perseguidos’… Seguiré poniendo mi voz una y otra vez, incluso de forma machacona e insistente, para que no olvidemos quiénes somos y lo que hacemos; y lo que dejamos de hacer.

Continuar leyendo

Unos versos para saludar un domingo; para despedir un mes; para despedir un año

hex0Hace más de treinta años nos visitó una ‘Luna Llena’ por estas fechas. Siendo sincero, ni lo recuerdo. Cómo hemos cambiado. Cómo ha cambiado todo a nuestro alrededor. Sin embargo, siguen sufriendo los mismos que antes sufrían. Quizá en mayor número; pero siempre los mismos. Los más débiles. Los más desfavorecidos. Los menos afortunados.

Nacemos donde nacemos, sin que nadie nos pregunte. Nacemos cuando nacemos, sin que nadie nos consulte. Y partimos cuando ‘alguien’ decide que partamos, sin importar edad o circunstancias. Son millones los desplazados por intereses indecentes. ¿Hasta cuándo? Ya está bien de tanta mentira y tanta hipocresía. Yo no quiero políticos; tan solo quiero personas que se preocupen por sus semejantes, y no por ellos mismos.

Continuar leyendo

Veinte de diciembre; versos sencillos, para un domingo de reflexión

hex0Hoy se celebran elecciones generales en este nuestro hogar, y ayer debió de ser la jornada de reflexión. La verdad, he tenido poco que reflexionar, pues después de todo este tiempo; de lo vivido; de lo escuchado; de lo visto (y de lo no visto); de tanto cuento y descuento…, se me ha antojado más que cristalina mi decisión.

No obstante, como al parecer hay mucho indeciso y mucha indecisa, he querido pintar unos versos dando voz a una posible persona (ella o él; él o ella), en su jornada de reflexión, cuando en soledad se cuestiona lo que quizá nunca antes se había cuestionado; donde recuerda alguna palabras dichas y que quedaron grabadas en su memoria.

Continuar leyendo

Unos versos para un domingo de diciembre; para un domingo de felicidad y recuerdos

hex0Hay instantes en la vida que nos llenan de felicidad. No creo que la felicidad exista en plenitud. No creo que hubiera corazón que pudiera resistirlo. Por eso, la sabiduría de la vida nos los procura de ‘poquito en poquito’, por lo que creo que debemos disfrutarlos con toda la intensidad posible, pues serán únicos e irrepetibles, así lo determina el tiempo.

Hace seis años la vida nos regaló un maravilloso e irrepetible instante. Desde entonces han sido muchos los instantes que hemos sido felices junto a ella. Quizá los instantes más felices pudieran considerarse insignificantes, pero creo que son las cosas insignificantes las que llenan nuestra vida; sin alharacas; sin artificios; sin disimulos; sin espejismos…; sencillamente sencillas.

Continuar leyendo

Este primer domingo de diciembre, unos versos para encontrarme, si me siento perdido

hex0Me confieso una persona afortunada. Pero aun así, a veces, algunas veces, y sobre todo con la que está cayendo por este mundo en el que compartimos, o deberíamos compartir (mejor dicho) lo que la vida ofrece nos ofrece, necesito ‘poner los pies en la tierra’, mirar a mi alrededor y ‘resetearme’ para poder hacer frente a este incomprensible caos. O quizá, por tener la posibilidad de hacerlo, sea por lo que soy afortunado.

Sé que la felicidad completa no existe, tampoco la ansío. Lo que sí necesito y procuro, es encontrar la felicidad en todo aquello que me rodea; intentar mirarle a los ojos a la vida que tengo delante y preguntarle; y preguntarme; intentando hallar respuestas. La mayoría de las veces, no las consigo.

Continuar leyendo

Este domingo unos versos, para aquellos hombres que creen serlo, y son nada

hex0Mi nombre es José Manuel y soy hombre, nacido de mujer. Sé que es una obviedad, pero a veces parece que algunos hombres olvidan una cosa tan evidente como su origen. Compartimos con una mujer nueve meses (en condiciones normales), antes de asomarnos a este mundo. Una vez que vemos la luz nos acurrucan a su lado para que sigamos sintiendo su calor y el ritmo mágico de su corazón. Qué frágil es la memoria.

Cada vez que escucho una noticia en los medios o leo en prensa que una mujer ha sido asesinada, golpeada, vejada, violada…; y que el autor de tal acto ha sido un hombre que en otro momento la amó, reniego de pertenecer a ese género. Dudo que alguna vez la amase; dudo de su condición de hombre; y me convenzo de su cobardía e infamia.

Continuar leyendo