Quiero sentir tus versos este domingo de primavera

hex0No sé si estoy en lo cierto o tal vez viva equivocado, pero me parece que hemos renunciado a nuestros sentimientos. A expresarlos; a compartirlos; a dejarlos aflorar. Si lo haces eres débil, o ‘raro’. No eres ‘políticamente correcto’. Eres un ‘blando’. Si eres mujer, se pueden ‘interpretar de forma diferente’. Estás buscando ‘algo’. ¿Por qué no puedo decir lo que siento¿ ¿Por qué no puedo expresar cómo me siento?

Cuando somos pequeños se nos va ‘educando’ en lo que se puede o no se puede hacer; en lo que se debe o no se debe decir; en lo que se tiene o no se tiene que sentir… Y cuando somos mayores y nos ‘enfrentamos’ a la vida, o nos encontramos con ‘nuestros semejantes’…, entramos en colisión, incluso con nosotros mismos. Yo lloro si quiero llorar; río si quiero reír; hablo si quiero hablar; escucho si quiero escuchar… sufro, si quiero sufrir.

Continuar leyendo

Una poesía para el Día Mundial de la Poesía

hex0El próximo miércoles, 21 de marzo, celebramos el Día Mundial de la Poesía. La poesía, siempre ha sido necesaria, sin embargo, en ‘estos tiempos’ en los que vivimos creo que se ha vuelto imprescindible. Si sabemos mirar, vamos a encontrar la poesía en todo aquello que nos rodea, animado o inanimado. La poesía está, solo debemos saber encontrarla. Se nos muestra de forma sencilla, y la podemos encontrar donde menos lo esperemos.

Ahondando en lo anterior, quería comentar y compartir la celebración que tuvo lugar, el pasado sábado, en el CSC Federico García Lorca, de Humanes de Madrid, con motivo del Día Mundial de la Poesía. Lo más importante fue encontrar un grupo de jóvenes, enamorados de la poesía, y que nos regalaron algunas de sus creaciones. Tanto ellas como ellos, estudiantes del Instituto de la localidad y de uno de sus colegios, nerviosos pero valientes subieron al escenario y sus voces se hicieron versos. Bravo por sus profesoras de literatura, por la concejalía y por el organizador, Alberto Cuenca Serrano.

Continuar leyendo

Versos reflejados en un espejo cualquier domingo de invierno

hex0¿Qué imagen te devuelve el espejo cuando te miras? Y no me refiero a si esa imagen nos presenta un hombre o una mujer más joven; si nos vemos atractivos; si tenemos bien el peinado; si empezamos a descubrir arrugas o ‘patas de gallo’; si estamos más interesantes con una mirada o con otra… Me refiero, a la imagen que vemos si miramos a los ojos a la figura invertida que el espejo nos devuelve. Si vemos lo que realmente somos o lo que queremos que los demás crean que somos.

Cuánta falsedad. Cuánta mentira podemos llegar a creer de nosotros mismos. A quién engañamos. A quién creemos engañar. No debería haber espejismos cuando nos miramos a los ojos. Debería ser más sencillo. ¿Por qué no somos sinceros con nosotros mismos? Debería ser lo mínimo exigible para seguir adelante con nuestra vida. ¿Merece la pena vivir en la mentira constante, de pretender ser quien no somos, para que los demás nos acepten? Abre los ojos. Son tuyos. Déjales que miren. Déjales que te miren.

Continuar leyendo

De la mano de la poesía recorro el invierno, este domingo

hex0Hace unos días escuché a la cantante Luz Casal decir, que con el paso de los años se “…siente más sensible…”. Estoy de acuerdo con ella, pues a mí me sucede lo mismo. Quizá porque miras la vida de otro modo; porque miras a tus semejantes de diferente manera a como les mirabas antes; porque cada vez entiendes más, o quizá porque cada vez entiendes menos; tal vez porque ves más cerca la orilla que te aguarda, que aquella que dejaste atrás… No sé. En cualquier caso, así me siento.

Cuando esta tarde he mirado el cielo sobre mi cabeza, mientras el viento acompañaba mi caminar, me ha parecido un bello cuadro de diferentes tonos de grises, que contrastaba con el colorido de los sueños que ahora disfruto. Qué diferentes miran a veces los mismos ojos, cuando el corazón late  acompasado, o falto de armonía ¿Cuánta soledad cabe en un silencio?

Continuar leyendo

La poesía jamás debe olvidar a los que ‘son olvidados’

hex0Esta semana han puesto unas imágenes por televisión que me han recordado lo que nunca debería (deberíamos) olvidar. Cómo la sinrazón del “mundo civilizado” permite y tolera la aniquilación del semejante, haciendo nada por evitarlo. Sigue la guerra en Siria, con el beneplácito de los ‘poderosos’. Diferentes ‘conflictos bélicos’ aniquilan nuestra especie por nosotros mismos. Sangre de inocentes riegan tierras olvidadas que ‘a nadie’ interesa que se hable de ellas.

¿Se nos han olvidado ya otros ‘conflictos’ que tiñen de sangre, muerte y miseria, este lugar al que llamamos Mundo? Birmania, Yemen, Etiopía, Afganistán, Congo, Centroáfrica, Sudán, Sudán del Sur… La lista se haría interminable. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Tan solo, el hombre contra el hombre. No importa la excusa. Color de la piel; creencias religiosas; pensamiento diferente; otro lenguaje; diferente cultura; diferente forma de entender la vida… Da igual. Hay que destruir al diferente, y a su descendencia.

Continuar leyendo

Si el firmamento fuera poesía me gustaría ser una estrella

hex0Al atardecer del sábado 17 de febrero vi dos estrellas fugaces cruzar la noche bajo el cielo de Toledo, el mismo cielo que cobija España; que cubre Europa; que abriga océanos y mares; que arropa continentes; que viste el mundo cual el sol decide seguir su camino. Una pequeña estrella que empieza a conocer ahora el Universo les observa desde la lontananza; desde ese mágico lugar en el que el cielo y la tierra parecen quedar para encontrarse.

Me siento feliz cuando la felicidad acompaña a la gente que quiero. Me gusta estar enamorado y mi corazón late acompasado cuando observo personas que se aman en este mundo, tan falto de amor. No importa el nombre de las estrellas fugaces; no importa el nombre de la pequeña estrella que todo lo observa. Pueden tener el nombre que quieran. Posiblemente quien tenga la oportunidad de leer estos, ‘sus versos’, quieran ponerle un nombre. Para mi lo tienen.

Continuar leyendo

Saca a pasear tus sueños, en este domingo de invierno

hex0Ayer tarde cuando volvíamos a casa vi una imagen que me hizo sonreír. Solo había visto esa escena en las películas, pero no recuerdo haberlo visto ‘en vivo’. Me refiero a un ‘paseador de perros’. Sí; esas personas que llevan varios perros; de diferentes razas; de diferentes tamaños; de diferentes edades… Caminando todos juntos sin molestarse; sin incomodarse; aparentemente felices por pasear por la calle; sin prisas. Y aunque vayan sujetos con una correa, no parece importarles demasiado.

Fijándome en esa imagen he dibujado estos versos que ahora comparto, en los que me imagino ‘paseando sueños’. Los sueños no deberían dejarse de lado, o ser condenados al ostracismo. Deberíamos sacar nuestros sueños a pasear de vez en cuando; o quizá más a menudo de lo que lo hacemos (si ese fuera el caso). Incluso me atrevería a ir más allá. Compartir esos sueños. Por eso le pido a ella (o a él) que me permita ser quien saque esos sueños del lugar en el que quedaron guardados.

Continuar leyendo

Unos versos guardados en mi memoria para este domingo, para este invierno

hex0Creo que me gustan todas las estaciones que la Naturaleza nos regala cíclicamente cada año. Cada una tiene su encanto, y si permites que tu mirada mire, libre de todo prejuicio, seguro que encontrará el encanto que cada uno nos proporciona. Por estas latitudes nos visita el invierno, con sus cortos días, largas noches, días de lluvia o nieve, frío y cielos cubiertos de nubes que, en ocasiones, parece que no tienen ninguna prisa por continuar viaje hacia otros cielos.

El invierno me gusta por el silencio que nos regala. Solo debemos aprender a escucharlo para entender el porqué de su existencia. Miles de recuerdos y pensamientos cruzados se agolpan en mi memoria. No desean salir, en este instante. Quieren permanecer al calor de los sueños que están por cumplir. No tienen prisa, antes o después llegará la primavera y deberán dejar espacio a los pensamientos y recuerdos de miles de colores que traerá la primavera. No tiene prisa. Ahora es invierno.

Continuar leyendo

Por si las nubes hablasen en este domingo de invierno

hex0Las nubes siempre me han parecido mágicas, maravillosas, inalcanzables. Sin embargo, recuerdo la primera vez que volé en avión tuve el privilegio de verlas de cerca, muy de cerca y sobrevolarlas. Descubrí entonces que me había quedado corto en mi apreciación. No en el hecho de ‘inalcanzables’, por una razón obvia, pero sí en lo maravillosamente mágicas que eran, o en lo mágicamente maravillosas que pueden llegar a ser, si entendemos su lenguaje.

Quién no se ha tumbado sobre la tierra y ha mirado el pasar de las nubes, y ha visto…; sí, visto, sus formas mágicas. Su capacidad para cambiar y mostrarnos una nueva imagen tras un instante. Quién no ha jugado a adivinar qué figura se estaba formando. Quién no ha jugado a ‘enviar mensajes’ con las nubes a un amigo o amiga que se encontraba a decenas de kilómetros de distancia; o cientos; o miles…; o que ya había partido. Quién no ha soñado con saltar sobre ellas, mecerse en su calidez, o tan solo tumbarse a dormir.

Continuar leyendo

Unos versos para un domingo cualquiera de un invierno cualquiera

hex0No importa el día de la semana que sea; ni la hora. No importa la estación del año que sea; ni el mes. En realidad poco importa cuando alguien se marcha antes de ‘cumplido su tiempo’. Sí, ya lo sé, no conocemos cuándo ‘nos tocará’, pero estamos seguros que llegará ese momento, pues nada hay más cierto que la muerte, si hemos nacido. No me considero una persona pesimista (si bien todo, o contrario); no me considero una persona triste (si bien, todo lo contrario); pero sí me considero realista y con los pies en la tierra.

Llega un momento en nuestra (mi) vida, en la que vemos (veo) más cerca la ‘playa de mi destino’, que el puerto ‘desde el que partí’. Quizá, en mi caso, porque son más los que conozco y veo partir, que aquellos que inician travesía. No creo que estos sean unos versos tristes. Son versos de vida y ausencia; de recuerdos y sueños; de caminos compartidos. Versos para todos nosotros, pues estoy seguro que llegado ese trance, hablarán de nosotros y se reirán con nuestros recuerdos y permaneceremos en ellos, en su compañía.

Continuar leyendo