Las tardes de otoño también son tardes de poesía

hex0A veces, parece que nos cuesta entrar en el ‘palacio de nuestros recuerdos’ y ‘enfrentarnos’ a ellos. A veces, parece que huimos de una sombra que vive cosida a nuestros pies, y que nos acompañará allá donde vayamos en este mundo (no sé si más allá). A veces, creo que es un buen ejercicio detener nuestro caminar por un momento, y pensar; y sosegar nuestra vida; y recordar, conociéndonos y reconociéndonos en cada uno de ellos. De esa manera, nunca habrá fantasmas que tengan cabida en el ‘palacio de nuestros recuerdos’.

Partió la primavera y el otoño viene para abrazarnos. Quiere compartir su tiempo con nosotros, pues volverá a marcharse para volver de nuevo. Ciclos de vida que enmarcan nuestros recuerdos…; y en eso pensaba antes de escribir los versos que ahora comparto. Sentado en mi habitación y mirando mecerse las ramas de los árboles que el viento lentamente va despojando de hojas, inexorablemente.

Continuar leyendo