Déjame que te sienta en estos versos del domingo

hex0¿Por qué se teme tanto a ‘lo que es diferente’; ‘al que es diferente’? ¿Quién determina la diferencia y la semejanza entre ‘las cosas’ o entre ‘las personas’? ¿Otras personas? ¿Y quién les ha otorgado esa ‘capacidad’? ¿Por qué se han erigido cabeza representante; paladines indecentes que se consideran por encima del resto de los mortales, cuando la mediocridad es su estandarte? ¿Quién es el diferente? ¿Frente a qué o quién? Este mundo es un panal de dudas, sin reina alguna (ni falta que hace), pero a rebosar de zánganos.

Y por eso, en este domingo de otoño en el que me reconozco tan diferente como el resto de diferentes; y en el que reivindico ‘la diferencia’ como riqueza de la condición humana, escribo estos versos que ahora muestro y declamo para acompañar la soledad del que se considere o consideren diferente, a la vez que le pienso; a la vez que le siento; a la vez que le comprendo; a la vez que le muestro mi respeto.

Continuar leyendo