Unos versos para un domingo cualquiera de un invierno cualquiera

hex0No importa el día de la semana que sea; ni la hora. No importa la estación del año que sea; ni el mes. En realidad poco importa cuando alguien se marcha antes de ‘cumplido su tiempo’. Sí, ya lo sé, no conocemos cuándo ‘nos tocará’, pero estamos seguros que llegará ese momento, pues nada hay más cierto que la muerte, si hemos nacido. No me considero una persona pesimista (si bien todo, o contrario); no me considero una persona triste (si bien, todo lo contrario); pero sí me considero realista y con los pies en la tierra.

Llega un momento en nuestra (mi) vida, en la que vemos (veo) más cerca la ‘playa de mi destino’, que el puerto ‘desde el que partí’. Quizá, en mi caso, porque son más los que conozco y veo partir, que aquellos que inician travesía. No creo que estos sean unos versos tristes. Son versos de vida y ausencia; de recuerdos y sueños; de caminos compartidos. Versos para todos nosotros, pues estoy seguro que llegado ese trance, hablarán de nosotros y se reirán con nuestros recuerdos y permaneceremos en ellos, en su compañía.

Continuar leyendo