Para no silenciar la dignidad, unos versos este domingo

hex0Solo tenemos que leer las últimas noticias, ver la televisión, escuchar la radio, o a nuestros semejantes, para darnos cuenta de que aquellos y aquellas que deciden sobre nuestro futuro pisotean una vez tras otra nuestra dignidad. En esas mismas noticias vemos a pensionistas, mujeres, jóvenes, sanitarios, maestros…, infinidad de colectivos y grupos sociales hartos…, muy hartos de sus (nuestros) gobernantes.

Su descaro es insaciable. No solo en la política, también en las empresas. Viven en otro mundo muy alejado de este en el que vivimos ‘personas normales’. Los continentes, los países, las ciudades, los pueblos, las aldeas, las calles, las casas…, están llenas de mujeres y hombres a los que no se les (nos) puede tratar como si no existieran (existiéramos). No les hagamos el juego. No callemos. La palabra, Siempre la palabra.

Continuar leyendo