La soledad y la angustia abrazan un poema, este domingo

hex0Vivimos instalados en la seguridad que creemos nos proporciona nuestro entorno. Familia, hogar, trabajo, amigos… Y no somos conscientes (en algunos casos) de que la vida, a veces, decide por nosotros sin consultarnos. Cuando más cómodos estamos ‘algo’ se quiebra, ‘algo’ se pierde en nuestro entorno y la vida deja de ser lo que era para nosotros. Un ‘problema’ en la familia. Un ‘problema’ en el trabajo. Un ‘problema’ en nuestro hogar. Un ‘problema’ con nuestros amigos… y todo cambia.

Yo creo, que si no nos ha pasado alguna vez a nosotros mismos, conocemos a alguien que ha sufrido un cambio en su (nuestra) vida, y nada vuelve a ser lo que hasta ahora era. En ese momento es posible que necesites de la soledad. Una soledad buscada, sencillamente, para poder volver a encontrarte. Para encontrar aquello que has perdido. Aquella mirada que iluminaba allá donde mirases. Esa alegría que contagiaba con tan solo tu presencia. Tus sueños y el viaje hasta alcanzarlos.

Continuar leyendo