Saludo a septiembre con este poema regalándote una palabra

hex0Me encanta recibir regalos, pero me resulta más gratificante el poder hacerlos. Te puedo regalar un pensamiento. Posiblemente sea lo que más me gusta, regalar pensamientos. Parar el mundo a mí alrededor y pensar en ti, amigo o amiga y dedicarte ‘un instante’. Tan solo un instante en el que solo nos encontremos tú y yo. Para mí no es necesario hacer partícipe a mi amigo o amiga de ese ‘regalo’. Estoy seguro de que le llegará cuando lo necesite.

Creo que es ‘altamente positivo’ regalar tiempo a alguna persona que ‘te importe’. Por supuesto, puedes quedar con ella (depende de las distancias). Puedes hacer una llamada de teléfono. Puedes escribirle. Y no me refiero a un correo electrónico, y mucho menos un Whatsapp. Quiero decir una carta. Sí, una ‘de esas’ que se escribe en un papel en blanco de tu puño y letra, después se mete en un sobre, se le pone un sello y se echa en un buzón para que la recoja el cartero y se la haga llegar. ¿Te imaginas su sorpresa?

Continuar leyendo