Sueño la poesía con cada palabra, hasta alcanzarla

hex0Te has preguntado alguna vez cuántas personas se pueden cruzar contigo, o tú con ellas, durante un día. Durante una semana. Durante un mes. Durante un año. Durante toda tu vida. Y sin embrago, qué sabes de ellas. ¿Volveréis a cruzaros en otro momento o en otro lugar? ¿Hablarás con alguna de ellas, o alguna de ellas hablará contigo? Lo más normal es que la mayoría de ellas no repare en el resto de las personas con las que se ha cruzado. Cuánta soledad en un mundo ‘lleno de personas’. Cuánto silencio en un mundo ‘desbordado por el ruido’.

Me considero un privilegiado, por muchas razones; creo que ya lo he escrito en unas cuantas entradas. Muchas son las razones por las que me ‘otorgo esta condición’. Creo que la más importante es la de conocer a ‘personas especiales’, con independencia de su sexo, condición, raza, credo…; que me han enseñado y me enseñan, con su ejemplo, lo sencillo que puede ser alcanzar tus sueños y vivir en armonía, si ese es realmente tu deseo y tu empeño.

Continuar leyendo