Llenemos playas y desiertos de versos en este domingo de enero

hex0Vivimos en una Sociedad que nos condiciona sobre lo que debemos pensar, decir, soñar o vivir. Al menos en mi caso, pertenezco a una generación (los 60), en la que la educación, la religión y el entorno lo condicionaban todo. Y así crecimos. Unas ‘barreras invisibles’, pero que se podían sentir y percibir perfectamente, marcaban nuestros límites sobre prácticamente todo. Hay muchos que pretenden que todo siga de la misma forma. Que nadie traspase las barreras que sus antecesores marcaron y que ellos pretenden perpetuar, por sus intereses.

Ya está bien. Abramos los ojos. Estemos atentos. No podemos bajar la guardia. Nada de lo que sucede actualmente es una casualidad. Las casualidades NO existen. Todo está orquestado por parte de los que siempre han ostentado el poder; y no quieren perderlo cueste lo que cueste (al resto de los mortales), a ellos les sale gratis. Ellos no exponen. Ellos no pierden. Ellos siempre ganan. Les importamos nada. Debemos estar atentos a sus cantos de sirena. Somos más, pero descarriados, de eso se valen.

Continuar leyendo