En ausencia de lluvia, unos versos

hex0Hay una canción que Alberto Cortez, ‘Qué suerte he tenido de nacer’, en la que uno de sus versos dice: “…de ser lluvia en lugar de ver llover…”. ¿Te imaginas? Qué maravilla sería tener la oportunidad de ser lluvia, al menos por una vez, para saber qué se siente al poder descender sobre lo que quieras o sobre quien quieras. Sin la contundencia de la tormenta. Con la sencillez de las cosas sencillas que todo lo llenan, aun sin percibirlo, pero que poco a poco van calando hasta alcanzarnos.

Pensando además, según dicen los expertos, que aproximadamente el setenta por ciento de nuestro organismo está formado por agua, qué mejor deseo que ser agua para llegar desde donde nacen las nubes, hasta donde se encuentra nuestro amado o nuestra amada. Acariciar su rostro hasta alcanzar la comisura de sus labios…, y dejarte hacer. Acompañar su melancolía cuando intenta abrazarla hasta la tristeza y arrancarle una sonrisa mientras te dejas deslizar por su cuello…, hasta el infinito.

Continuar leyendo