En el reencuentro nace espontánea la poesía

logoLlevo unos cuantos años ya subiendo cada domingo a mi página lo que entonces di en llamar el #PoemaDelDomingo. Creo no haber fallado ninguno de ellos (salvo problemas de conexión). Sin embargo, en esta semana, estoy subiendo el poema en martes por ‘razones personales’. Unas razones que me reconfortan; me hacen sentir plenitud; me completan como persona; como padre; como abuelo… No pretendo poner excusa alguna, tan solo constatar una realidad.

Tengo aquí mis amigos. Mis hermanas y hermanos. Mi mujer. Mi hija pequeña. Hoy además tengo a mi hija mayor y a mi nieta y a su padre. Sí, hoy. Mañana no importa. Hoy estamos piel con piel. Sé que llegará, de nuevo, el momento de la despedida, pero ahora no toca. Ahora toca disfrutar de la compañía. De su compañía. De nuestra compañía. De un momento mágico y finito. Como tantas y tantas cosas. Siempre quedará nuestra memoria hasta el próximo encuentro.

Continuar leyendo