Quiero regalarte unos versos este domingo de enero

logoLlevo varias noches soñando con viento, suave y bravo. Soñando con agua salada, bien sean lágrimas o agua de mar. Una noche tras otra. Pero al despertar de la mañana me sentía bien. No me sentía triste, más bien alegre y contento…, o quizá eufórico en algún despertar. Por lo tanto, abrí mi cuaderno de poesía, busqué la primera página en blanco después de la última escrita, y dejé que mi bolígrafo que escribe en color azul hiciera el resto, guiado por mi mano derecha.

El resultado es lo que ahora comparto con todos vosotros y vosotras. A veces, algunas veces, tengo la sensación de que se nos olvida que alguna vez fuimos jóvenes; incluso que fuimos niños. Un tiempo en el que soñábamos, incluso con imposibles, pero que creíamos poder alcanzar, y eso nos hizo crecer y avanzar. El convertirnos en adultos es algo que no podemos evitar. Es cuestión de tiempo, nada más. Sin embargo, el convertirnos en adultos aburridos y desesperanzados, solo es responsabilidad nuestra.

Continuar leyendo