Qué importancia tiene el tiempo si hablamos de poesía

logoSolo tenemos que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que vivimos ‘acelerados’, como ‘con prisa’. Vivimos en el Mundo de la Inmediatez. Lo queremos todo ‘para ya’, o si me apuras ‘para ayer’. Y dónde hemos dejado la paciencia; la observación; la espera; el disfrute de la llegada o de lo conseguido. Alcanzamos una meta lo más rápido posible para volver a marcarnos una nueva que lograr. Nuestra única misión llegar al final. ¿Y el viaje? ¿Qué sucede con el viaje? ¿No lo disfrutamos? ¿No aprendemos? ¿Caminamos sin ver lo que pasa a nuestro alrededor?

Muchas veces he escuchado frases en la línea de: ‘¿Qué haces ahí tumbado perdiendo el tiempo?’. ‘Leer es una pérdida de tiempo’. ‘¿No tienes otra cosa que hacer nada más que mirar las musarañas?’. ‘¿Por qué no haces algo de provecho?’. Decenas de frases; cientos de frases en las que se nos invita a no perder el tiempo o a matar el tiempo, en otras ocasiones. Se nos apremia una y otra vez a llevar un ritmo de vida que, quizá, no sea el que deseamos, pero que nuestro entorno lo demanda.

Continuar leyendo