Mírate a los ojos, siempre encontrarás poesía

logoNací el siglo pasado. Es cierto, pero no deja de ser una obviedad. Si bien, me encanta mirarme a los ojos cuando me busco en el espejo, y encuentro la luz y la ilusión de ese niño que fui. No importa que esa mirada esté enmarcada por el paso del tiempo; por alguna que otra arruga nacida de la risa y del llanto; de alegrías y tristezas; de las miserias de un Mundo que, a veces, es cruel e insolidario; de las alegrías de un Mundo que, a veces, es piadoso y solidario.

Las experiencias que cada uno vivimos nos construye y nos modela, mostrando como resultado lo que cada uno somos en este momento actual, en el que yo estoy escribiendo; en el que tú estás leyendo. La meta que ahora hemos conseguido es solo el producto de los caminos que hemos recorrido. Elegimos. Cada momento elegimos entre una cosa y otra; entre un hacer y un no hacer; entre un hablar y un silencio; entre detenernos o seguir caminando.

Continuar leyendo