Compartir unos besos; compartir unos versos

logoSer un malabarista con las palabras. Ser un malabarista con mis versos. Ser un malabarista con la vida. Ser un malabarista con los besos que pacientes esperan su destino. Así me imagino en algunas ocasiones, ‘jugando’ con mis manos y con todos los sueños que desde niño me acompañan. No hay nada más reconfortante que compartir, y eso es lo que pretendo cada semana con aquello que sueño y pienso, y después dibujo con palabras.

Recuerdo aquella canción de Víctor Manuel titulada: ‘A dónde irán los besos’, y en la que se preguntaba por el destino de aquellos que no damos. Yo no quiero que se pierda ninguno. Es más, no quiero que queden guardados pues creo que con el tiempo dejan de tener sentido. Quizá besamos poco. O no. Creo que es muy personal, pero reconozco que a mi me encanta darlos y recibirlos.

Continuar leyendo

La poesía es un regalo, también lo es la vida

logoCreo que no hay nada más maravilloso que dormir junto a tu bebé mientras descansa. Lo digo como padre y como abuelo. La sensación mágica que sientes cuando su calor, su respiración, su fragancia…, acompaña tu sueño, no tiene parangón. La infinidad de preguntas que pueden asaltarte; las dudas; la alegría que transmite ese amor, sencillo y profundo hace que tu corazón palpite de forma diferente.

Recuerdos de otras infancias. Experiencias ya vividas y recordadas en noches de otoño. Qué regalos hace la vida. Creo que no hay nada más hermoso como la sonrisa de un bebé. Creo que no hay nada más intenso que esa mirada que te regalan, a veces, en la que es imposible adivinar qué miran, pero te reconforta y hace que tu rostro se ilumine.

Continuar leyendo

En el reencuentro nace espontánea la poesía

logoLlevo unos cuantos años ya subiendo cada domingo a mi página lo que entonces di en llamar el #PoemaDelDomingo. Creo no haber fallado ninguno de ellos (salvo problemas de conexión). Sin embargo, en esta semana, estoy subiendo el poema en martes por ‘razones personales’. Unas razones que me reconfortan; me hacen sentir plenitud; me completan como persona; como padre; como abuelo… No pretendo poner excusa alguna, tan solo constatar una realidad.

Tengo aquí mis amigos. Mis hermanas y hermanos. Mi mujer. Mi hija pequeña. Hoy además tengo a mi hija mayor y a mi nieta y a su padre. Sí, hoy. Mañana no importa. Hoy estamos piel con piel. Sé que llegará, de nuevo, el momento de la despedida, pero ahora no toca. Ahora toca disfrutar de la compañía. De su compañía. De nuestra compañía. De un momento mágico y finito. Como tantas y tantas cosas. Siempre quedará nuestra memoria hasta el próximo encuentro.

Continuar leyendo

Reconocerse frente al espejo también es poesía

logoAlgunas veces me gusta pararme frente al espejo y mirarme. Mirar mi rostro. Reconocerme. Ver si aún habita en mí aquel muchacho soñador enamorado de la vida. Y puedo aseguraros que ‘le encuentro’. Por eso me gusta mirar la mirada que el espejo me devuelve y jugar al juego inverso que nos regala la imagen reflejada. Cuánto tiempo hemos pasado juntos. Cuántas experiencias compartidas. Cuántos silencios. Cuántas palabras. Cuántas alegrías. Cuántas despedidas. Cuántas llegadas… Cuánta vida vivida.

Recuerdo con catorce o quince años cuando tenía que representar un personaje de una ‘persona mayor’ en el escenario, arrugaba la frente para pintarme las arrugas que por naturaleza se forman al fruncir el ceño; las que se marcan junto a los ojos; las de las comisuras de los labios… Pintarme el pelo con barra blanca, a trazos, para simular unas canas. Todo ello para aparentar ‘ser mayor’. Ahora no me haría falta caracterización alguna. Ya soy mayor.

Continuar leyendo

No le pidas al tiempo que espere; ama si quieres amar

logoDeberíamos de ser más sinceros con nosotros mismos y permitirnos expresar aquello que sentimos. No importa si es tristeza o alegría. No deberíamos ‘atenazar’ nuestros sentimientos. ¿Por qué dejar de expresar lo que sentimos? ¿Nos hace más débiles? ¿Nos hace, quizá, más humanos? Creo que cada cual deberá responderse a sí mismo estas cuestiones. Incluso formularse otras. Creo que el poder expresar aquello que sientes te libera y te hace sentir mejor. Probadlo. Quizá os funcione.

Siempre que puedo intento expresar cómo me siento y lo que siento. Me encanta decir: ‘te amo’ cuando así me brota de cada poro de mi piel. No es una ‘muletilla’, es un sentimiento sincero que, además, me gusta decírselo a aquellas y aquellos que amo. Con ello intento, no solo decirlo, necesito que les llegue; que lo sientan; que les reconforte; que lo perciban… Al menos esa es la intención. Pero os puedo asegurar que una vez que lo he pronunciado, siento paz. Auténtica paz.

Continuar leyendo

Deja que la palabra te acompañe siempre que te sientas solo

logoEsta ha sido una semana en la que me han abordado un ciclón de pensamientos. Dudas. Muchas dudas. Siempre la duda. De diversas cuestiones. Me es difícil comprender cómo en esta era en la que vivimos, la era que llaman de las comunicaciones, podamos sentirnos solos. Pero si te fijas un poco, solo un poco, te das cuenta en que el ‘contacto entre las personas’ se ha perdido. La conversación cara a cara. Incluso la conversación por teléfono.

La soledad. La incombustible soledad. La implacable soledad. La puta soledad. Esa soledad que es impuesta por las circustancias y el ritmo de vida que llevamos. Creo que es uno de los grandes problemas de esta sociedad que hemos y estamos creando. Estar rodeado de gente y, sin embargo, sentirnos en la más absoluta soledad. Qué maravilloso es poder regalar algo tan valioso como es nuestro tiempo y compartirlo con aquellos que nos importan. Regálate.

Continuar leyendo

Primer domingo de septiembre, primer poema de septiembre

logoCreo que una de las partes que más me llama la atención de las personas, tanto hombres como mujeres, son sus manos. No solo si están cuidadas o no; si tienen los dedos largos o cortos y si estos son finos o gruesos; si son grandes o pequeñas; si parecen ásperas o suaves. No. No es eso; o no es solo eso. Me refiero a toda la vida que han ‘observado’. A toda la vida que han ‘vivido’. A lo que han hecho o han dejado de hacer. Creo que las manos de las personas no pueden ocultar ‘aquello que ha sucedido a su lado’.

Muchas veces observo mis manos mientras trabajo; mientras como; mientras hablo; mientras pienso; cuando estrechan otras manos; mientras acaricio; mientras abro una puerta; mientras me aseo; mientras escribo viéndolas viajar sobre el teclado o cuando abrazan un bolígrafo. Me gusta mirar mis manos y compartir las experiencias que hemos vivido y las que, espero, nos queden por vivir.

Continuar leyendo

Un cuento en un poema o un poema en un cuento

logoCreo que podría asegurar, sin temor a equivocarme, que no ha habido durante la historia de la humanidad ningún pueblo o nación, cuyos habitantes no se vieran obligados a huir por guerras, enfermedades, miserias, hambrunas, falta de trabajo, persecución…; o cualquier otra circunstancia que haga que hombres y mujeres arriesguen su vida y la de sus seres queridos para, simplemente, poder vivir. Cuán frágil es nuestra memoria una vez que creemos ‘estar a salvo en nuestra zona de confort’.

¿Cómo es posible que permitamos que mueran inocentes, que huyen de la muerte, en la ‘puerta de nuestra casa’? ¿Y nosotros tenemos la poca vergüenza y la indecencia de llamarnos humanidad? ¿Por qué no hacen los gobiernos lo que sus gobernados les están pidiendo? ¿Por qué se genera y alimenta el odio hacia el que viene de otro país o su piel es de diferente color a la nuestra? No escuchemos los ‘cantos de sirena’ de esos que se creen ‘salvadores de la patria’ o de ‘la raza’. No creamos sus mentiras disfrazadas de indecentes verdades.

Continuar leyendo

Un sencillo poema para que permanezca vivo el recuerdo

logoLa madrugada del 18 de agosto de 1936 muere fusilado, junto a un olivo, el poeta Federico García Lorca, apenas comenzada la Guerra Civil, al menos de forma “oficial”. Muchos fueron asesinados durante esta vergüenza en la que padres, hijos y hermanos lucharon entre sí. Incluso una vez terminada esta cruel guerra se siguió asesinando, matando, violando…, por envidias, por celos, por rencores, por intereses… No deberíamos olvidar NUNCA lo que pasó, por si tuviéramos la tentación de “volver al pasado”.

Los vientos que ahora corren por este lugar llamado Mundo parece que borran de nuestra memoria las infamias que no hace mucho tiempo acompañaron un presente ya vivido. NO podemos repetir la historia. NO debemos volver a cometer los mismos errores, y nos estamos acercando a una línea peligrosa sobre la que caminamos como funambulistas irresponsables y aficionados sin protección y sin red. NO se debe jugar con los sueños y con la vida de nadie.

Continuar leyendo

Nunca es tarde para decidir un nuevo camino

logoUn día tras otro escuchamos, leemos o vemos alguna noticia en la que se habla del maltrato, especialmente contra las mujeres. Da igual el modo o manera. Con palabras; con imágenes; con hechos. Y parece que nada cambia. Aunque son muchos (y lamentablemente alguna que otra), que no creen que exista ‘violencia contra la mujer’, poco a poco, y gracias a las enseñanzas de muchas mujeres vamos siendo conscientes de que es una lucha de todas y todos. Que hay actitudes y comportamientos que no ayudan en esta lucha, lo sabemos. Pero que caiga sobre ellas y ellos todo el peso de la Ley.

Que nadie pretenda tender cortinas de humo ocultando el verdadero problema. El hombre (el macho), que considera a la mujer (esposa o hija) de su propiedad y actúa en consonancia vejándola, agrediéndola, controlándola, golpeándola, violándola y…, asesinándola debe ser señalado y apartado de esta sociedad. Sea un individuo o una manada. Quienes deben estar vigilados son ellos, NO sus víctimas. Quienes matan son ellos, por lo tanto la vigilancia A ELLOS, no a sus posibles víctimas.

Continuar leyendo