Escríbeme un poema este primer domingo de diciembre

logoMás de mil asesinadas desde que hay datos ‘oficiales’ de mujeres que han muerto producto de la violencia de género. Pero también es violencia contra las mujeres la sicológica, la sexual, la económica, la laboral, la social… No sé cuál es el verdadero interés por parte de algunas partidos políticos que, por acción u omisión, no reconocen esta violencia que mata, o ‘blanquean’ sus palabras con eufemismos vergonzantes y vergonzosos para intentar explicar aquello que es inexplicable.

Especialmente importante la violencia que se produce entre los jóvenes. Muy jóvenes. Consideran que la mujer es ‘de su propiedad’, o es ‘inferior’, o debe estar ‘dispuesta a acatar aquello que le apetezca’ o… Creo que la educación es muy importante, pero también los ejemplos. No riamos los chistes machistas o que ofenden a la mujer. No compartamos fotos, artículos o imágenes denigrantes. No nos convirtamos en cómplices de otros hombres viles y cobardes.

Continuar leyendo

Todo lo esencial que aprendí lo aprendí de una mujer

logoNo me cansaré de decirlo una y otra vez. No me importa si con ello me repito una y otra vez. No me importa si al pronunciarlo estoy pronunciando la mayor de las obviedades. «Nací de una mujer, viví en su interior nueve meses y soy un hombre». Creo que lo menos importante es que sea un hombre. Y estoy seguro de que lo más importante es el tiempo que compartí con esa mujer. Mi madre. Ella me dio de forma incondicional todo el amor que en aquel momento la acompañaba. No nací en un hospital. Nací en una casa. A su lado. Y junto a ella empezó mi vida «en este lugar».

En otros poemas he hablado de mi madre. Del amor que regalaba a su marido, hijos, hijas y personas que compartieron su vida. Nunca será suficiente para reconocer y agradecer que me diera la vida y me enseñase tantas y tantas cosas. Tantos viajes. Tantos escenarios. Tantos personajes. Tantas experiencias. Tantas risas. Tantos llantos. Tantos sueños… Un verdadero privilegio haber conocido a un Ser excepcional. A una persona excepcional. A una mujer que siempre formará parte de lo que soy.

Continuar leyendo

Mirar el cielo es leer poesía en tonos multicolores

logoMe cruzo con muchas personas con la mirada mirando hacia abajo. Parece que mirando el suelo. Y no me refiero porque vayan pendientes de sus teléfonos móviles (que también), sino porque se están perdiendo todo lo hermoso que vuela o vive sobre nuestras cabezas. Mirar los edificios, si estás en la ciudad. Mirar hacia las copas de los árboles, si paseas por el campo. Mirar hacia el cielo, si te sientes vivo.

Me gusta mirar el cielo cuando su azul me abraza; cuando las nubes se dibujan bajo él, independientemente del color que muestren; cuando la noche tiñe de negro el firmamento y millones de estrellas iluminan los sueños; cuando la luna me observa o cuando decide jugar al escondite con la tierra; cuando las aves deciden migrar a otras tierras aleteando. Me gusta mirar el cielo dejando que la lluvia o el sol bañen mi rostro ávido de vida.

Continuar leyendo

Los pequeños detalles siempre hacen poesía

logoCreo que muchas veces nos perdemos los pequeños detalles que acompañan nuestra vida, sin reparar en que esos instantes, esa insignificancia universal determina, en el fondo, lo que realmente somos, pues resulta reflejo de lo que hacemos o dejamos de hacer. De lo que vivimos o dejamos de vivir. De lo que soñamos o dejamos de soñar.

Nada es casual. Ni una nube bajo el cielo; ni una ola del mar; ni la caída de un hoja en otoño; ni el trino de los pájaros; ni un pensamiento fugaz; ni un recuerdo que creímos olvidado. Nada se nos aparece por arte de magia, pero al no estar atentos; al no estar prestos a todo lo que sucede en este lugar al que llamamos Mundo, nos convertimos en espectadores dejando de ser los primeros actores de nuestra vida.

Continuar leyendo

Deja que la lluvia de otoño se haga poesía este domingo

logoNo sabría decir, sinceramente, cuál es mi estación preferida del año, A cada una le encuentro su encanto y no podría ‘prescindir’ de ninguna de ellas. No obstante el otoño creo que me acompaña de diferente manera a como lo hacen el resto. Puede ser un deseo, una intuición, una necesidad, una creencia… No lo sé, tampoco creo que tenga mucha importancia la razón. Simplemente es como lo siento o quiero sentirlo, y si así lo percibes formará parte de tu realidad.

He leído en Redes que hay mucha gente a la que le gusta el otoño. A algunos, en especial, les gusta el mes de noviembre. En mi caso me es indiferente el mes del año si es otoño, y se encuentra en ese periodo mágico que camina desde que se despide el verano hasta que regresa el invierno, en ese mundo astronómico en el que navegan. Aunque pensándolo bien, creo que es ese el Mundo en el que navegamos todos. Y si nos asomamos al Mundo de la Literatura, existe una extensa bibliografía en la que el otoño es, de una forma u otra, protagonista.

Continuar leyendo

La poesía puede ayudar a encontrarnos con nosotros mismos

logoQuizá algunas veces estamos tan inmersos en el día a día y caminando por el Mundo a una velocidad de vértigo, que no nos paramos a pensar en lo verdaderamente importante. Quizá algunas veces estamos tan inmersos en el día a día y caminando por el Mundo a cámara lenta, que no nos paramos a pensar en lo verdaderamente importante. En nosotros mismos. Nada existiría para nosotros, si nosotros no estuviéramos.

¿Os habéis preguntado alguna vez quienes sois (somos) en realidad? Y no me refiero a lo que se ve o vemos. Me refiero a ‘la esencia’. Si yo en lugar de tener como nombre José Manuel, tuviera cualquier otro ¿Dejaría de ser yo? O si mi trabajo fuera otro ¿Dejaría de ser yo? Y no me refiero a frustraciones o sueños realizados o por realizar. Me refiero a quien realmente soy.

Continuar leyendo

La poesía es capaz de ahuyentar temores y miedos

logoDicen que la distancia puede hacer que el Amor se enfríe. Pudiera ser. Supongo que dependerá de quién ama, a quién se ama o a qué se ama. Creo que el amor que un padre siente hacia su hijo (o hacia unas hijas, en mi caso) es tan inmenso y verdadero que no hay distancia que pueda separar ese sentimiento, en especial si sus corazones laten con ese ritmo que tan solo su amor es capaz de procurar. Creo que pocas cosas hay más bellas e intensas que ese amor entre padres e hijos.

No obstante, cuando la salud amenaza de alguna manera a esa persona que amas, el miedo se agarra a cada órgano de tu cuerpo como si te lo quisiera arrancar. Poco puedes hacer ante esa sensación. Y es por ello que procuro serenarme, pensar en el tiempo compartido juntos, dejar que la mente vuele y respirar. Respirar sintiendo  entra y sale el aire de mi cuerpo…, y escribir unos versos.

Continuar leyendo

Compartir unos besos; compartir unos versos

logoSer un malabarista con las palabras. Ser un malabarista con mis versos. Ser un malabarista con la vida. Ser un malabarista con los besos que pacientes esperan su destino. Así me imagino en algunas ocasiones, ‘jugando’ con mis manos y con todos los sueños que desde niño me acompañan. No hay nada más reconfortante que compartir, y eso es lo que pretendo cada semana con aquello que sueño y pienso, y después dibujo con palabras.

Recuerdo aquella canción de Víctor Manuel titulada: ‘A dónde irán los besos’, y en la que se preguntaba por el destino de aquellos que no damos. Yo no quiero que se pierda ninguno. Es más, no quiero que queden guardados pues creo que con el tiempo dejan de tener sentido. Quizá besamos poco. O no. Creo que es muy personal, pero reconozco que a mi me encanta darlos y recibirlos.

Continuar leyendo

La poesía es un regalo, también lo es la vida

logoCreo que no hay nada más maravilloso que dormir junto a tu bebé mientras descansa. Lo digo como padre y como abuelo. La sensación mágica que sientes cuando su calor, su respiración, su fragancia…, acompaña tu sueño, no tiene parangón. La infinidad de preguntas que pueden asaltarte; las dudas; la alegría que transmite ese amor, sencillo y profundo hace que tu corazón palpite de forma diferente.

Recuerdos de otras infancias. Experiencias ya vividas y recordadas en noches de otoño. Qué regalos hace la vida. Creo que no hay nada más hermoso como la sonrisa de un bebé. Creo que no hay nada más intenso que esa mirada que te regalan, a veces, en la que es imposible adivinar qué miran, pero te reconforta y hace que tu rostro se ilumine.

Continuar leyendo

En el reencuentro nace espontánea la poesía

logoLlevo unos cuantos años ya subiendo cada domingo a mi página lo que entonces di en llamar el #PoemaDelDomingo. Creo no haber fallado ninguno de ellos (salvo problemas de conexión). Sin embargo, en esta semana, estoy subiendo el poema en martes por ‘razones personales’. Unas razones que me reconfortan; me hacen sentir plenitud; me completan como persona; como padre; como abuelo… No pretendo poner excusa alguna, tan solo constatar una realidad.

Tengo aquí mis amigos. Mis hermanas y hermanos. Mi mujer. Mi hija pequeña. Hoy además tengo a mi hija mayor y a mi nieta y a su padre. Sí, hoy. Mañana no importa. Hoy estamos piel con piel. Sé que llegará, de nuevo, el momento de la despedida, pero ahora no toca. Ahora toca disfrutar de la compañía. De su compañía. De nuestra compañía. De un momento mágico y finito. Como tantas y tantas cosas. Siempre quedará nuestra memoria hasta el próximo encuentro.

Continuar leyendo