La poesía jamás debe olvidar a los que ‘son olvidados’

hex0Esta semana han puesto unas imágenes por televisión que me han recordado lo que nunca debería (deberíamos) olvidar. Cómo la sinrazón del “mundo civilizado” permite y tolera la aniquilación del semejante, haciendo nada por evitarlo. Sigue la guerra en Siria, con el beneplácito de los ‘poderosos’. Diferentes ‘conflictos bélicos’ aniquilan nuestra especie por nosotros mismos. Sangre de inocentes riegan tierras olvidadas que ‘a nadie’ interesa que se hable de ellas.

¿Se nos han olvidado ya otros ‘conflictos’ que tiñen de sangre, muerte y miseria, este lugar al que llamamos Mundo? Birmania, Yemen, Etiopía, Afganistán, Congo, Centroáfrica, Sudán, Sudán del Sur… La lista se haría interminable. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Tan solo, el hombre contra el hombre. No importa la excusa. Color de la piel; creencias religiosas; pensamiento diferente; otro lenguaje; diferente cultura; diferente forma de entender la vida… Da igual. Hay que destruir al diferente, y a su descendencia.

Pensando en ellos. En padres, madres, hijas, hijos, abuelas, abuelos… Siento cómo mi voz se ahoga en mi garganta; mis manos se agarrotan impidiéndome escribir palabra alguna, que me haga entender lo incomprensible. Mas, no lo hallo. Por eso, no quiero silenciarles; olvidarles; ocultarles; ignorarles… Quiero arrancarle la voz a mi garganta, liberar mis manos de su inaceptable parálisis para escribir y gritar lo que ellos, quizá no puedan, o no pudieron hacer.

.

Si te apetece puedes escuchar estos versos

.

Hay lugares olvidados

en los que llueve muerte y miedo

donde las aves

hace tiempo dejaron de volar

y ahora solo lo hacen

pájaros de acero

con olor a destrucción

y colores de olvido.

 

Racimos de bombas

son sus indeseables regalos

misiles lanzados

desde la distancia indecente

que oculta sus rostros

sobre un pueblo

que grita su soledad

y abandono

mientras el “mundo civilizado”

se reúne para decidir nada

y seguir sentados a sus redondas mesas

ausentes de dolor y miseria.

 

El hombre contra el hombre

por interés económicos

por simple avaricia

o tan solo por la aniquilación

del diferente

del que no piensa como yo pienso

del que no actúa como yo actúo

del que no cree en lo que yo creo…

 

Las televisiones y periódicos

nos muestran

imágenes de guerra y destrucción

padres abrazados a los cuerpos inertes

de sus hijos

niños que seguro un día lo fueron

pero que jamás recuperarán la infancia

perdida

madres como ausentes rotas de dolor

cuerpos desmembrados, miradas vacías

gritos, llantos, explosiones…

y el silencio que queda tras la incomprensión.

 

¿Quién nos robó la inocencia?

¿En qué momento nos dejamos convencer

con mentiras y engaños

con cantos de sirenas

que nosotros éramos mejores que ellos

que teníamos más derechos por haber nacido

donde nacemos

que no debemos dejarles llegar

para que molesten

nuestro “estado de bienestar”?

 

Préstales tu voz a los olvidados

no cierres los ojos ante la indecencia

que nos rodea

no apartes la mirada ante la injusticia

y la sinrazón

que los que nos gobiernan intentan ocultar

como auténticos profesionales del artificio

tan solo son trileros

a los que se les ha descubierto

su falso juego.

.

:(

2 Comments:

  1. Maricarmen Martin

    Sin aliento me he quedado escuchando esta realidad en voz y texto del poeta.
    Gracias Josep internas por compartir con todos nosotros tanta sensibilidad a flor de piel.

    • Gracias, por tus palabras, mi querida Amiga. Me alegra saber que te han gustado estos versos compartidos. No olvidemos a todos aquellos que sufren y son ignorados. Si los que gobiernan no les escuchan, prestemos nuestras voces y nuestra palabra para que llegue lo más lejos posible.
      Gracias, de nuevo.
      Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *