Deshojar verso a verso para encontrar la respuesta

logo¿Recuerdas haber cogido una margarita, o cualquier otra flor, en algún momento, y haberla deshojado pétalo a pétalo, esperando una respuesta, normalmente afirmativa? En mi caso sí, y más de una vez. En ciertos momentos o a ciertas edades buscamos en ese azar, que nos proporciona una indefensa flor, la respuesta que no queremos darnos nosotros mismos y que, en muchas ocasiones, es más que evidente. Si lo tomas como un juego, pudiera resultar ‘divertido’, pero no confiemos decisiones, que pudieran ser importantes en nuestra vida a unos pétalos cuya misión, nunca fue esa.

Ya lo he referido en alguna que otra entrada anterior. Estoy convencido de que muchas veces emprendemos un viaje, un largo viaje lleno de dificultades y encrucijadas, en busca de respuestas, cuando todas ellas están en cada uno de nosotros. No tengo duda alguna. Quizá ignoremos ese extremo. Quizá no nos atrevamos a buscar, en nosotros mismos, lo que sabemos que ahí aguarda, paciente, a ser descubierto, no sea que encontremos, sin buscarlo, algo no deseado (o tal vez sí, pues tan solo sea desconocido). Bienvenidos aquellos y aquellas que decidís emprender esa búsqueda interior.

Continuar leyendo