Un sencillo poema puede acompañarte en tu caminar

logoHay veces que es recomendable detener nuestro caminar, sentarnos un tiempo a la orilla del camino y reflexionar. Reflexionar sobre dónde estamos y dónde hemos llegado. Si es aquí donde, de verdad, queremos estar o si debemos emprender un nuevo camino. No pasa nada si consideramos que hemos errado y que es mejor rectificar, antes de seguir por una senda que no es la realmente queremos caminar. Esta reflexión no podemos hacerla mientras caminamos, pues podemos avanzar adentrándonos más en una encrucijada que no deseamos.

No obstante, una vez tomada la decisión debemos seguir caminando. Siempre caminar buscando ese horizonte que nos aguarda. No importa lo lejos o ceca que se encuentre; no importa las dificultades que hallemos hasta alcanzarlo. Deberíamos recordar que ningún camino es fácil y puede estar lleno de sinsabores, pero el caminar nos hará sentirnos vivos y así, poder vencer las dificultades que podamos ir encontrando. Las dificultades, a veces, nos hacen recordar que estamos vivos y que seguimos caminando. Feliz travesía.

Continuar leyendo