De la mano de la poesía recorro el invierno, este domingo

hex0Hace unos días escuché a la cantante Luz Casal decir, que con el paso de los años se “…siente más sensible…”. Estoy de acuerdo con ella, pues a mí me sucede lo mismo. Quizá porque miras la vida de otro modo; porque miras a tus semejantes de diferente manera a como les mirabas antes; porque cada vez entiendes más, o quizá porque cada vez entiendes menos; tal vez porque ves más cerca la orilla que te aguarda, que aquella que dejaste atrás… No sé. En cualquier caso, así me siento.

Cuando esta tarde he mirado el cielo sobre mi cabeza, mientras el viento acompañaba mi caminar, me ha parecido un bello cuadro de diferentes tonos de grises, que contrastaba con el colorido de los sueños que ahora disfruto. Qué diferentes miran a veces los mismos ojos, cuando el corazón late  acompasado, o falto de armonía ¿Cuánta soledad cabe en un silencio?

Acompañando la tarde, o acompañado de la tarde llegaban los versos a mis manos, carentes de útiles a los que anudar sus palabras. He dejado que pasearan por los solitarios laberintos de mi memoria acomodados para ellos, y ahora, sentado frente a mi ordenador dejo libres las esclusas que conducen hasta las yemas de mis dedos cada una de las palabras que ahora comparto.

.

Si te apetece puedes escuchar estos versos

.

Dibuja el viento

estarcidos grises y blancos

en este cielo de invierno

girones de sueños

que pacientes esperan

que nazca la noche.

 

Ya el sol camina

al deseado encuentro con el horizonte

no tiene prisa

pues sabe

que pronto habrá de llegar

entretanto

deja que sus cálidos latidos

acaricien las solitarias copas de los cipreses

y las desnudas ramas de los sauces.

 

Ya la tierra aguarda la primavera

pronto abandonará el letargo de la vida

y despertarán los ayeres

y se aventarán los mañanas

todo regresará

como regresa lo que antes hubiera partido.

 

Las estrellas

parecen

alineadas

en un firmamento

que va tornando sus luces

por sombras

ordenado desorden

que la Naturaleza

caprichosa

nos regala a cada instante.

.

😉

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *