Unos versos para aprender a caminar, de nuevo, en este domingo

hex0Dice nuestro refranero que: “El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Es posible. Se habla de la sabiduría de los refranes, por lo tanto, algo de verdad debe haber. No he hecho ni he leído ninguna encuesta o estudio, realizada por una Universidad extranjera (o nacional) de mucho renombre, respecto de los tropiezos de otros animales. Pero sí sé, de la capacidad del ser humano por levantarse después de una caída, por muy dura que ésta sea.

Yo confieso haber tropezado. No sabría decir cuántas veces. Quizá perdí la cuenta después de que el número alcanzara los tres dígitos; o tal vez los cuatro. No lo recuerdo. Pero sí sé, que conseguí levantarme una y otra vez. También la penúltima. Cada tropiezo nos hace avanzar y crecer, pues de ello sacamos (o deberíamos sacar), una enseñanza. Un aprendizaje. No tengas miedo. No temas jamás la caída. Quien no camina, quien no cae, quien no se levanta, quien no camina de nuevo…, no vive.

Pensando y pensando en mis manos heridas y sanadas. Pensando y pensando en mis piernas y mis rodillas heridas y sanadas. Pensando y pensando…, y pensando, he querido compartir estos versos que ahora dibujo para decir: ‘he caído’. Y para decir: ‘me he levantado’. No pasa nada. No se acaba el mundo. No se termina el tiempo. No se colapsa el Universo ni se apagan las estrellas. Tan solo he caído y he conseguido levantarme.

.

Si te apetece puedes escuchar el poema

.

Aprender a dar el primer paso

después de haber caído

habiendo encontrado

la verdadera razón por la que levantarse

recordar la infancia lejana

en la que pies y manos

te ayudaban a avanzar a ras de suelo

en un mundo desconocido

que se abría inmenso tan solo para ti

descubriendo paso a paso cada rincón

asiendo tus manos a puertas, sillas y mesas.

 

No es mi intención

enseñarte a caminar de nuevo

cada cual es cada quien

y debe conocer dónde sitúa cada pie

y cada mano

y cada pensamiento

y cada sueño

y cada esperanza

y hacia qué lugar vuelve su mirada

pues después de una caída

ya nada volverá a ser lo que era.

 

No temas si al principio dudas

no temas si se te antoja difícil

nadie nos dijo cuando llegamos

que esto fuera a ser fácil

y si recuerdas que alguien te lo dijera

si recuerdas que alguien lo pronunciara

en tu presencia

siento desilusionarte…,

te mintieron.

 

Tan solo quiero contarte

que yo también caí

y que yo también me levanté

no recuerdo ya la de veces que mis manos

y mis brazos

que mis piernas y mis rodillas

encontraron una vez tras otra la dura tierra

ni tan siquiera recuerdo las veces que logré levantarme

pero solo quiero contarte

que también conseguí levantarme la última vez

y sé

y bien que sé

que volveré a caer

y sé

y bien que sé

que cueste lo que cueste

también conseguiré levantarme esa vez.

.

:)

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *