Palabras en verso desde una blanca luna para un poeta

hex0Según ‘cuenta la historia’ hace cincuenta años el Ser Humano puso por primera vez los pies en la luna. Este año celebramos tal acontecimiento. En mi opinión, creo que nuestro satélite influye más en nuestra tierra y en nosotros mismos de lo que podemos imaginar. Se ha escrito mucho en cuanto a ella y se seguirá escribiendo pues es referente y musa de poetas, narradores, cuentistas…, y demás amantes del Mundo de la Literatura. También hay ‘otros mundos’ que se han interesado y se siguen interesando por ella.

En esta ocasión he querido hacer un homenaje a esta Luna que nos vigila y nos guarda desde allá arriba. Que alumbra a todos por igual sin importarle credo, afinidad política o sexo; sin importarle las riquezas o falta de ellas; que crece, mengua, desaparece o se muestra en toda su plenitud. Siempre hemos identificado a la Luna con una mujer, de ahí este #PoemaDelDomingo. Para todas las lunas. Para todas las mujeres.

Es ahora la Luna/Mujer o la Mujer/Luna la que le habla al solitario poeta, huérfano de musas, para ayudarle a alcanzar su sueño. Sus sueños. Qué maravilloso regalo el de la palabra. Pronunciarla y dejar que el viento la lleve hasta su destino. No corrompamos la palabra. No la pervirtamos. No la utilicemos para separar; siempre para unir. Nunca para el enfrentamiento; siempre para el acuerdo. Por la palabra…, unos versos.

.

Si te apetece puedes escuchar el poema

.

Préstame una palabra

y te regalaré un poema

le susurró la blanca luna

al solitario poeta.

 

Puede que no sea una gran tonada

pero pondré todo mi empeño

y una vez mi propuesta lograda

se harán realidad tus sueños.

 

Muchas palabras podría regalarte

mas no sé por cuál decidirme

no sé si “amigo” no sé si “amarte”

no sé si “noche” no sé si “rendirme”.

 

No me lo pones fácil mi “amigo”

en esta “noche” huérfana de estrellas

pero “rendirme” no va conmigo

y sí “amarte” por encima de ellas.

 

Ya he decidido la palabra adecuada

que jamás llegué a pronunciar

pues nunca le dije a mi amada

todo lo que le pude “amar”.

 

Mírame como nunca antes me has mirado

apartando de ti fantasmas y quimeras

y sentirás lo que siempre has anhelado

cada noche al llegar la primavera

 

Toma mi mano sin temor alguno

y nuestras miradas se encontrarán de nuevo

mi cuerpo y tu cuerpo serán uno

haciendo realidad tu sueño.

.

😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *