La poesía es un regalo, también lo es la vida

logoCreo que no hay nada más maravilloso que dormir junto a tu bebé mientras descansa. Lo digo como padre y como abuelo. La sensación mágica que sientes cuando su calor, su respiración, su fragancia…, acompaña tu sueño, no tiene parangón. La infinidad de preguntas que pueden asaltarte; las dudas; la alegría que transmite ese amor, sencillo y profundo hace que tu corazón palpite de forma diferente.

Recuerdos de otras infancias. Experiencias ya vividas y recordadas en noches de otoño. Qué regalos hace la vida. Creo que no hay nada más hermoso como la sonrisa de un bebé. Creo que no hay nada más intenso que esa mirada que te regalan, a veces, en la que es imposible adivinar qué miran, pero te reconforta y hace que tu rostro se ilumine.

Quiero compartir estos versos con todas y todos aquellos que, al igual que yo, sientan lo que yo he sentido. Lo que yo siento. Cuando abrazo a mis hijas y les digo lo que  las amo. Cuando abrazo a mi nieta, y aunque sea aún pequeña, decirle lo que la amo. Abrazar a la persona con la que he decidido compartir mi vida y decirle, mirándole a los ojos: ‘Te Amo. Gracias por permitírmelo’. Son regalos que te hace la vida.

Si te apetece puedes escuchar el poema

.

Dormir con los sentidos despiertos

arropando los sueños

con los pliegues de la noche

mientras su respiración infante

acompasa el tiempo

sin prisas

como si consiguiera detenerlo

en infinitos instantes que hago míos.

 

Solo nosotros dos en la habitación

no hay nadie más

no hay nada más

solo nosotros y la eternidad

acomodándose en mi memoria.

 

Respiro junto a su cálida espalda

inundándome de esa especial fragancia

que desprende su diminuto cuerpo

y me pregunto por ti

en el silencio

y me pregunto por mí

entre tu silencio y el mío…

no hay repuesta

ni la busco

ni la pretendo

ni la espero

ni la necesito

ahora estoy contigo

el Mundo puede esperar.

.

😉

.

6 Comments:

  1. Bonito poema,,, un domingo más.

  2. Bonito poema un domingo más.

  3. Noemí Contreras Magro

    Como ya te escribí una vez… Es el siguiente eslabón de la cadena. Es un inmenso placer complejo ser madre… Tu ya has pasado por esto, dos veces, y me encanta que mi enanita pueda disfrutar de mi padre como yo hice y hago… En abrazos, en vídeos, en llamadas o en letras. Te queremos abuelo, papá…

    • Mirarla es encontrar a esa mmujer que eres; encontrar a esa otra mujercita que va creciendo con la felicidad que la inocencia regala; mirarla es encontrarme, en sus gestos, en su sonrisa, en su forma ‘de expresarse’. Enhorabuena por esa hija. Besos, mi Amor. Te Amo. Os Amo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *