Quiero regalarte unos versos este domingo de enero

logoLlevo varias noches soñando con viento, suave y bravo. Soñando con agua salada, bien sean lágrimas o agua de mar. Una noche tras otra. Pero al despertar de la mañana me sentía bien. No me sentía triste, más bien alegre y contento…, o quizá eufórico en algún despertar. Por lo tanto, abrí mi cuaderno de poesía, busqué la primera página en blanco después de la última escrita, y dejé que mi bolígrafo que escribe en color azul hiciera el resto, guiado por mi mano derecha.

El resultado es lo que ahora comparto con todos vosotros y vosotras. A veces, algunas veces, tengo la sensación de que se nos olvida que alguna vez fuimos jóvenes; incluso que fuimos niños. Un tiempo en el que soñábamos, incluso con imposibles, pero que creíamos poder alcanzar, y eso nos hizo crecer y avanzar. El convertirnos en adultos es algo que no podemos evitar. Es cuestión de tiempo, nada más. Sin embargo, el convertirnos en adultos aburridos y desesperanzados, solo es responsabilidad nuestra.

Quiero compartir estos versos con aquellas y aquellos que no han dejado de soñar. Con aquellos y aquellas que alguna vez soñaron y que han dejado de soñar. Con aquellas y aquellos que nunca soñaron y quisieran poder soñar. Con aquellas y aquellos que aún creen que todo es posible, con esfuerzo y constancia. Soñar. Siempre soñar y vivir. Vivir y soñar.

.

Si te apetece puedes escuchar el poema

.

¿Dejar que el viento

peine mis pensamientos

o que los arremoline y alborote

igual que los sueños de juventud

danzan hasta alcanzar lo inalcanzable

palpitando rebeldes y desbocados

como si el mundo no tuviera límites?

 

¿Dejar que la noche

cubra de oscuridad y sombras

la tarde que lenta se despide

o permitir que las estrellas

iluminen un firmamento

preñado de deseos por cumplir

que abrazan nuestros anhelos

persiguiendo estelas que dibujan

caminos sobre nuestros recuerdos?

 

¿Dejar que las lágrimas

broten fugaces cuando nadie nos mira

o sentir cómo forman nubes blancas

que descargan en fina lluvia

sobre una mar brava

que rompe contra rocas informes

sobre una mar calma

que acaricia la arena cálida de tu playa?

 

Dejemos que el viento

la noche

y las lágrimas

hagan lo que hacer quieran

pues nada ni nadie

detiene una lágrima

si el corazón sufre o ama

pues nadie ni nada

detiene la noche

si la luna busca la luz de las estrellas

pues nada ni nadie

detiene el viento

si la Naturaleza quiere abrir senderos

pues nadie ni nada

podrá impedirnos

que soñemos lo que soñar queramos.

.

😉

.

2 Comments:

  1. Eres pura poesía querido amigo.

    • Txema Contreras

      Gracias por tus palabras. Creo que es más necesario que nunca que la poesía ocupe un espacio en este mundo que habitamos. Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *