Este domingo unos versos para aligerar nuestra carga

hex0Hay tema de la cantante Rozalén, titulado ‘Girasoles’, en el que nos dice que “…todo lo que no se atiende tarde o temprano  reaparece…”. Considero que todas sus letras son poesía. Poesía para el alma y el corazón; poesía para los sentimientos y para la esperanza; poesía para denunciar los silencios y acallar las mentiras; poesía para acariciar la vida que tanto nos brinda. Una prueba más que nos confirma (a mi al menos), que la poesía late por allá donde mires o prestes tus oídos.

Nada traemos cuando llegamos a este Mundo (a veces parece que se nos olvida). Y nada nos llevaremos cuando lo dejemos (parece que se nos olvida). Nos empeñamos en alcanzar una meta sin ocuparnos de disfrutar el camino que hay hasta alcanzarla. Depositamos todas nuestras expectativas en llegar, a veces si saber a dónde, y olvidamos que nuestros pasos van haciendo un camino que hemos desconsiderado. Hay un proverbio chino que viene a decir: “Si caminas solo viajarás más rápido; si lo haces acompañado llegaras más lejos”.

Pensando en todo ello me doy cuenta de que no quiero perder el tiempo en preocupaciones y ocupaciones que ‘no me pertenecen’. Eso no quiere decir que viva o quiera vivir de espaldas a las personas que me rodean, tan solo quiere decir, que me ocuparé de aquello de lo que debo ocuparme. Haré mi trabajo. Intentaré ser honesto y afable con los que me rodean. La vida hará el resto. Feliz domingo.

.

Si te apetece puedes escuchar estos versos

.

¿Por qué nos empeñamos cada amanecer

en seguir cargando con una mochila

que no nos pertenece?

 

¿Por qué seguimos derrotándonos día tras día

cuando nos imponemos librar batallas

a las que no hemos sido llamados?

 

¿Quién nos otorgó el poder de decidir

sobre la vida de los demás cuando somos incapaces

de saber decidir sobre la nuestra?

 

Ilusos impertinentes

 que nos ocupamos y preocupamos

de lo que no ‘nos pertenece’

mientras

nos despreocupamos y desocupamos

de aquello que sí ‘nos pertenece’.

 

Viaja siempre como viaja el caminante

que camina por la vida con las manos vacías

y ‘ligero de equipaje’

siempre de cara al viento

y con la sonrisa dibujada en su corazón

y en su mirada

para deleite de aquellos que acompañen

su senda

aunque tan solo sea por unos pasos

unos suspiros

unos latidos…

un instante.

 

Nada de mochilas ni alforjas

que ralenticen nuestro caminar

disfrutemos del tiempo fugaz en cada paso

no hay ayeres partieron con el pasado

el hoy es efímero

y el mañana aún está por llegar

vive el irrepetible instante en el que te encuentras

con honestidad y empatía

la vida hará el resto por ti.

.

:)

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *