Cada domingo un poema, cada poema unos versos, cada verso una canción

hex0Me gusta mirarla cuando me mira. Me gusta mirarla cuando no me mira. Me gusta mirarla siempre; cuando está despierta o cuando está dormida; cuando vive o cuando sueña; cuando camina o está sentada; cuando va o cuando ya está de vuelta; cuando ríe o cuando llora. Me gusta mirarla cuando no me mira.

Enamorarme de su sonrisa y de su mirada, como las estaciones del año se enamoran del sol y de la lluvia. Me despierto cada mañana pleno de dicha por la oportunidad que me brindó la vida, a veces tan cruel y tan esquiva; a veces tan directa y transparente; de continuar mi camino en su compañía. Respiro su aire, pero vivo mi vida.

Continuar leyendo