Unos versos escritos hoy, ahora, en este domingo de noviembre

hex0He recibido una bellísima fotografía de un paisaje navarro. Una explosión de colores otoñales llena la imagen. Un bello camino alfombrado de colores cálidos sube al monte, entre recios y poderosos árboles que se preparan para el invierno. Y me he preguntado, ¿dónde irá el camino? ¿Qué puede aguardarme tras el montículo que oculta su trazado? No lo sé. Quizás lo conozca ‘mañana’.

Me he puesto a pensar en la inmediatez del tiempo y en lo efímero que puede resultar su discurrir. En la frase que jugando le dice mi ‘peque’ a su abuelo: «hoy no, abuelo, mañana». El abuelo al día siguiente le dice que ya es mañana; y ella le responde: «No, abuelo, hoy es hoy; mañana es mañana». Es un juego infantil, en el que nunca vas a alcanzar algo que dejas para mañana, pues nunca es mañana.

Continuar leyendo