La poesía, la palabra, el silencio, en este primer domingo de octubre

hex0La palabra es el arma más poderosa. No tengo duda. Pero la palabra no odia; no mata; no engaña; no ensucia; no blasfema; no ofende… Ofendemos; blasfemamos; ensuciamos; engañamos; matamos; odiamos…, aquellos que las pronuncian (pronunciamos) con esa intención. Ultimamente se habla y no se hace. Ultimamente se hace y no se habla. ¿Por qué decimos nosotros, cuando queremos decir YO? ¿Por qué decimos todos, cuando quiero decir NOSOTROS? ¿Por qué decimos nuestro, cuando quiero decir MÍO?

He querido trasladar unos versos basados en una conversación que presencié, en silencio, en unos de mis viajes por el mundo de los sueños, en el que un elefante africano mantenía una conversación filosófica con una pequeña hormiga, que se preguntaba, sobre la vida. No supe si identificarme con la hormiga o con el elefante; o con el que pronuncia palabras; o con el que pronuncia silencios. Sabrías tú con quién identificarte?

Continuar leyendo