Aun en este domingo, la Naturaleza sigue latiendo

hex0Esta mañana ha venido a mi mente la imagen de un sauce llorón a la orilla del río cerca de nuestra casa, donde muchas tardes de verano me gustaba jugar entre sus ramas que largas, casi interminables, acariciaban el suelo, el verde suelo sobre el que me sentaba. Y ahora, en este otoño que nos abraza me he recordado en aquellas tardes y, en silencio, me he preguntado por él.

No sé si vosotros os recordáis de algún árbol en especial; por alguna razón; aunque se os pueda antojar insignificante. Yo tengo recuerdos de varios pero, aquel sauce, era un apacible lugar en el que esconderse entre sus ramas. Me sentía protegido entre la Naturaleza. Sentía su fuerza y, a veces, muchas veces, me gustaba escuchar los sonidos que me regalaba el viento.

Continuar leyendo