Versos para un domingo cualquiera de una vida cualquiera

hex0Nadie, que yo recuerde, te pregunta en qué momento quieres nacer; o en qué lugar quieres nacer; o en qué familia quieres nacer. No recuerdo que me lo preguntaran. Es más, no recuerdo ni tan siquiera dónde estaba. Si era feliz; si quería irme de aquel lugar; si me gustaba aquel entorno; si eran amables y cariñosos aquellos (o aquello) junto a los que estaba. Nadie cuenta contigo para algo tan trascendental como es el hecho de nacer. ¿Cuentan contigo para algo tan trascendental como es el hecho de morir?

Y no es que hoy me haya levantado con este dilema, llevo varios días con esta idea rondándome la cabeza. Una idea que hace que detenga mi rutina y me pare a pensar y me pregunte, qué he hecho hasta ahora; qué voy a hacer a partir de ahora. No pretendo amargar ningún domingo a nadie, pero creo que pararse y pensar, de vez en cuando, ayuda. Escapar de esa rutina que nos consume y dedicarnos un tiempo a nosotros mismos.

Continuar leyendo