Reencontrarnos también en la poesía; en el verso; en la palabra

logoEl reencuentro. Reencontrarnos con aquellas y aquellos con los que la compañía y la conversación era un momento de felicidad; de alegría; de satisfacción…; de necesidad. No importaba si era ‘en tu casa o en la mía’; o en el ‘bar de la esquina’; o en el ‘restaurante de siempre o en otro nuevo’; o para ver ‘la última película de estreno’…; o simplemente para vernos y charlar. Charlar de ‘lo humano y lo divino’. No importa la razón. El reencuentro se hacía necesario.

Sin embargo, han sido muchos, creo que demasiados, los que no podrán asistir a ese reencuentro. Muchas familias hemos sufrido esa muerte cercana llena de soledad y silencio. Sin despedidas. Sin abrazos. Sin consuelo. Con la crueldad de los adioses no pronunciados. La vida no pregunta, tampoco lo hace la muerte. Para todas y todos ellos vayan mis recuerdos. DEP.

Continuar leyendo