Es posible que la poesía nunca te decepcione, o sí

logoNo sé si eres consciente de que por muy parecidos que se te antojen los días; por muy monótona que te parezca tu vida; por repetitivas que consideres las imágenes que se asoman a tu mirada… Nunca, nada, se repite aunque te lo pudiera parecer. Solo necesitas aprender a mirar, en especial los pequeños detalles. Muchas veces son los que identifican los momentos, los lugares y a las personas que nos rodean. Es por ello que deberíamos ser conscientes de ello, pues todo aquello que acontece es único e irrepetible.

Nos empeñamos en complicarnos el día a día. Es posible, si no permanecemos despiertos y atentos, que el tedio decida instalarse a nuestro lado y no dejarnos ver lo verdaderamente importante. Puedes hacer la prueba. Levántate una mañana y observa el día, desde el principio. Si a la mañana siguiente haces lo mismo comprobarás que, por muy parecidos que te parezcan, NO lo son. Ni el cielo, ni las nubes, ni el viento, ni los árboles, ni tu rostro frente al espejo, ni la gente con la que te cruces por la calle… Nada permanece. Todo cambia.

Continuar leyendo