En agradecimiento al Universo dibujo este poema

logoCreo que lo primero que deberíamos hacer al despertarnos, antes incluso de poner un pie en el suelo, es dar las gracias por el nuevo día que nos amanece. No importa si el horizonte que se nos presenta sea más gris que blanco; incluso más negro que gris; incluso que carezca de color, ya nos encargaremos cada uno de nosotros de darle aquel que se nos antoja, o que podamos. Pero el empezar dando las gracias, creo que es lo más generoso que podemos hacer. Pero hacerlo DE VERDAD.

Sobre todo, escuchar. Pero cuando digo escuchar, me refiero a prestar atención con los cinco sentidos a lo insignificante; a eso que apenas se percibe porque hay otros ruidos que cada mañana procuran colarse por nuestra ventana y contaminar el ambiente antes de desperezarnos. No es fácil segregar y apartar unos ruidos de otros, pero con la práctica se consigue. Os lo aseguro. No es necesario que creáis lo que os digo, tan solo probarlo.

Y como muestra de todo ello, unos versos. Escuchar los rayos del sol cuando en silencio entran por tu ventana; ver como el viento hace danzar las cortinas de tu habitación, cuando empiezas a abrir los ojos; descubrir los distintos sonidos maravillosos que la Naturaleza te regala, ocultos entre el rutinario ruido de motores rodando por la carretera. Todo puede ser armonía si antes de levantarte, eres agradecido.

.

Si te apetece puedes escuchar el poema

.

Hoy ha despuntado el día

supongo que como lo hace

cualquier otra mañana

sin embargo

he sentido que algo extraordinario

algo diferente a otros amaneceres

se acercaba hasta el alfeizar de mi ventana.

 

Sé que no me ha despertado

cualquiera de esos ruidos cotidianos

que lo hacen habitualmente;

nada de motores de coches

circulando incasables y ruidosos

con sus conductores en el interior

hacia destinos siempre conocidos;

nada del canto monótono de las cigarras

que haciendo sonar sus timbales

recuerdan que el verano nos acompaña;

nada de ruidos metálicos y estridentes

del impertinente camión de la basura

que puntual recorre las calles cercanas.

 

En silencio el sol ha entrado por mi ventana

se ha colado por las celdillas de la persiana

y ha dibujado con claros haces de luz

un paisaje aún indefinido

un lugar indeterminado aún

que con el transcurrir de los segundos

y el natural movimiento de la tierra

en torno a su único astro rey

se ha dibujado con armónica claridad

como ese lugar mágico en el que descansan

los sueños esperando pacientes a ser alcanzados.

 

Hoy ha despuntado el día

y en silencio el sol ha entrado por mi ventana.

.

:)

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *