Te despido, inolvidable veinte veinte, con estos versos

logoHace un año, cuando la mayoría de nosotros nos preparábamos para despedir un año y dar la bienvenida al que estaba por llegar, creo que nadie (al menos de las personas que puedan leer esta entrada), suponía o esperaba lo que después se nos ‘ha venido encima’. Sin avisar. Removiendo todos los cimientos de una sociedad que se creía ‘a salvo’. Sacándonos a todas y a todos de nuestra ‘zona de confort’ donde nos reíamos protegidos. Las desgracias les pasan a otros, pero a nosotros no. ¡Ja!

Y todo se vino abajo. Toda esa normalidad en la que nos sentíamos bien, cómodos y protegidos, pero quizá no todos se sentían bien en esa normalidad, pues la pobreza y la desigualdad cada vez campaban con más libertad en nuestro querido mundo. Y, de repente, sin respetar fronteras ni creencias una pandemia mundial (como otras que antaño asolaron el mundo), entra sin pedir permiso para poner orden, o quizá para desordenar.

Continuar leyendo