La poesía siempre, también en días señalados

logoEl ocho de marzo reivindicamos, desde hace más de cien años, los derechos de las mujeres contra el sexismo y las desigualdades ante los hombres. Una lucha que, lamentablemente, debemos mantener porque, aunque han cambiado algunas cosas, aún queda mucho por hacer y cada vez son más las fuerzas que quieren mantener esa diferencia, en especial y en todo el mundo durante los últimos años. Me gustaría un día de celebración, porque se hubiera conseguido la igualdad, pero seguiremos adelante y sin bajar la guardia.

Son muchos, demasiados diría yo, los hombres que siguen abogando por esa desigualdad, por esa brecha y, lamentablemente, también algunas mujeres. Las mujeres son libres de decidir lo que quieran, pero NO porque lo diga un hombre, sino porque así debe ser, así debería haber sido siempre. Sin embargo el hombre sigue decidiendo e impidiendo que la mujer prospere. Crean techos de cristal, a sabiendas. Hablan de paridad o de igualdad, con una voz, mientras que sus gestos son otros.

Continuar leyendo