Hace un año, poesía; también hoy y siempre la poesía

logoEstoy seguro, casi por completo, que nadie cuando despedíamos el año 2019 y dábamos la bienvenida a un año ‘redondo’ como el 2020, imaginaba, ni por lo más mínimo, lo que nos esperaba terminando el invierno y en puertas de una nueva primavera. Ni el mejor (o peor, según se interprete) de los guionistas podía escribir un relato como el que aún nos acompaña y, lamentablemente, creo que nos acompañará todavía durante algún tiempo. Hagamos, por favor, lo que esté en nuestras manos para que NO avance y termine.

Hemos vivido durante este año situaciones de todo tipo, tanto personales como laborales. Con pérdidas de seres queridos, en muchas ocasiones en soledad; con pérdidas de trabajo, obligando a muchas familias a engrosar lo que bautizaron como las colas del hambre. Mucha desgracia, pero también mucha alegría, por ejemplo, en esas familias a las que ha llegado un nuevo miembro; de esos enamorados que ahora se han encontrado o, quizá, reencontrado… Se decía que íbamos a salir mejores. Al menos, deberíamos intentarlo; aprender de esta catástrofe que nos asola.

Continuar leyendo