¿Hasta dónde puede llegar un poema, una vez escrito?

logoCuando escribes un poema no sabes hasta dónde puede llegar. Es más, ni siquiera sabes cuándo llegará a su destino, si es que lo hace en algún momento. En un instante, indeterminado a veces, sientes como brotan en tu corazón palabras que se van acomodando en tu mente reclamando tu atención o, quizá, broten en tu mente y se van acomodando en tu corazón para que puedan latir junto a tus sentimientos. Desconocido viaje el de la palabra cuando se hace verso.

Y una vez que se hace verso, y estrofa, y poema… ¿Hasta dónde viaja? ¿Dónde queda? Sí, ya sé que entre las páginas de un libro o de un cuaderno, si se dibujan negro sobre blanco. Me refiero a cuál es su alcance si encuentra destino. Me refiero, a si será capaz, el sentimiento hecho palabra que abraza un poema, de alcanzar otros corazones; de alcanzar otras mentes, de alcanzar la luz que habita en los corazones sombríos y despejar sus dudas. Escribiré unos versos, el tiempo me dará la respuesta, o tal vez me la dará el poema.

Continuar leyendo