Me regalas una palabra y te dibujo un beso

logoCreo que no hay nada más importante que ‘la palabra’. Por eso, reconozco que, cuando algunos ‘indocumentados’, se permiten manipularla y violentarla, con escusas inexcusables, la irritación busca acomodo en mi, hasta límites insospechados. La palabra es de lo más valioso que el Ser Humano tiene a bien. Con ella expresamos nuestros sentimientos; con ella solucionamos conflictos; con ella compartimos ideas; con ella nos describimos; con ella nos relacionamos con nuestros semejantes…

Sin embargo, los trileros de la palabra; los falsos profetas; los salvapatrias; los vendedores de humo: los encantadores de serpientes; los mentirosos profesionales y los profesionales del engaño; los calientabocas; los adoradores de los espejismos; los que nos toman por gilipollas… Hacen un uso interesado y fraudulento de ese bien único y exclusivo del que solo disfruta el Ser Humano. Tal manipulación les define. Por lo tanto, estad atentos ante estos tipejos y tipejas, que los ahí, y son bastantes.

Continuar leyendo