Cuando los sueños de la infancia se hacen poesía

logoSeguro que son muchos los recuerdos de la infancia que tienes. Me refiero a esa edad, al menos en mi caso, en la que los veranos que vivíamos, eran muy diferentes a los veranos que vivimos actualmente. Claro, que todo depende de la edad que tengas. Yo me remonto a cuando tenía unos ocho años y pasaba los veranos con mi abuelo, en un pequeño pueblo de la provincia de Segovia. En aquellos juegos con las chicas y chicos de mi edad y, en particular, cuando nos bañábamos en las pozas del río que pasa cerca del pueblo.

Cada una y cada uno atesora sus recuerdos de la mejor manera posible, y los recupera, especialmente, si esos recuerdos nos acercan momentos felices. En otras entradas ya lo he referido; creo que he tenido una infancia muy feliz, llena de luces y sombras (como muchas infancias), pero si hago balance no tengo duda alguna en que el saldo es positivo. No es mérito propio, es gracias a mi familia y a todas aquellas personas que formaron parte de mi entorno en aquellos años.

Continuar leyendo