Camina, entre verso y verso, dejando volar libre el silencio

logo¿Cuántos caminos hemos caminado desde que empezamos a caminar? ¿Cuántas encrucijadas alcanzamos, y cuántas abandonamos en favor de otras? ¿Cuál la decisión acertada? ¿Cuál la decisión errada? Creo que no hay acierto sin error, ni error sin acierto. No venimos con una bola de cristal bajo el brazo que nos advierta del mejor camino. Incluso si así fuera, creo que nuestra condición humana nos llevaría a desatender su guía, y en lugar de avanzar, detenernos; en lugar de detenernos, avanzar.

Muchas veces la constancia y la paciencia nos acerca a aquello que soñamos o deseamos. No se trata de cuestión de ‘buenismo’, más bien se trata de realismo. No todo en la vida es positivo. No todo hay que verlo de color de rosa. Debemos aprender a identificar y gestionar nuestros sentimientos, sabiendo que la vida quita y da, a veces sin respetar el equilibrio. Si sientes que necesitas llorar de felicidad, llora; o llora de tristeza. Si sientes que debes reír de locura, ríe; o ríe de felicidad. Soñé un sueño, ahora lo vivo.

Continuar leyendo