Encontrando versos en esta extraña primavera

logoCada vez me gusta más mirar por la ventana hacia ese paisaje que amanece diferente cada día, tan solo, para hacernos sentir vivos. Esos cuadros de naturaleza viva con imposibles colores que, si te detienes a observarlos con detalle, descubrirás uno nuevo cada vez que vuelvas a mirar. Nada permanece igual. Ni el color que la luz refleja en las ramas de los árboles; ni las formas y colores de las nubes que surcan el cielo; ni las personas que caminan juntas o en compañía… Todo cambia, siempre.

No es la primera vez que pienso sobre ello, pero sí debo reconocer que, de un tiempo a esta parte, mi manera de interpretar todo lo que me rodea ha cambiado. Creo (y espero) que para bien. Por lo menos me hace sentir mejor. Descubro detalles que antes pasaban inadvertidos, no porque no estuvieran, sino porque no había reparado en ellos o no les había dado la importancia que en realidad tienen.

Continuar leyendo