Haz palabra aquello que pienses; aquello que sientas

logoNo sé si os ha pasado a vosotr@s alguna vez. El pensar en alguna persona, como un ‘flash’ que aparece de repente, a la que le diríais ‘alguna cosa’, pero no os decidís. O sentís ‘algo’ por alguna persona, en un momento determinado, y no sois capaces, o no os atrevéis a decírselo. Yo siempre he sido muy propenso a decirlo; a pronunciarlo; a escribirlo; a contárselo a la persona ‘afectada’. Me he propuesto que, si en algún momento siento esa necesidad, no dejaré que solo viva en mi mente y pueda perderse. Intentaré hacérselo llegar a la persona implicada él.

Nos puede pasar con familiares; con amig@s; con nuestra pareja; con nuestr@s compañer@s ¿Y por qué no compartirlo? Me estoy refiriendo, especialmente, a aquellos pensamientos y sentimientos que no vayan a producir en el destinatario o destinataria alguna ofensa o molestia. No hablo de pensamientos o sentimientos negativos, que deberíamos desechar nada más que aparezcan en nuestra mente. Me refiero a esos sentimientos y pensamientos de gratitud, de reconocimiento, de admiración, de cariño… Quizá, si lo dejamos para otro momento, no tengamos otra oportunidad.

Continuar leyendo